Estudio revela que la crianza compartida mejora el sexo en las parejas

La investigación afirma que cuando la crianza se comparte de igual a igual entre el padre y la madre, las relaciones sexuales son mejores.

El mundo gira y gira, las responsabilidades son mayores cuando se es adulto y más aún, cuando llegan los bebés. ¿Cómo compatibilizar los tiempos con los hijos con la rutina diaria?

Un estudio hecho por sociólogos de la Universidad de Georgia en Atlanta reveló que compartir la crianza puede ayudar a mejorar las relaciones de pareja.

Más específicamente, la investigación relaciona esto a la crianza compartida, en la que tanto la madre como el padre comparten las tareas de forma proporcional. Según los especialistas, hacer esto influiría directamente en la calidad de las relaciones sexuales.

Comúnmente, se plantea que la llegada de un bebé puede afectar el tiempo que las pareja dedican al sexo, pero este estudio añade una nueva perspectiva a la dinámica de la crianza y las relaciones.

mom86305512801.jpg

(cc) Unsplash / Pixabay

Luego de registrar la información obtenida de 500 parejas heterosexuales, se observó que cuando las mujeres tenían que absorber la mayoría de las responsabilidades de la crianza de los bebés, la satisfacción sexual era un 60% más baja en comparación con las parejas que compartían este rol.

Como se detalla en Bustle, cuando era el padre el que asumía la crianza en mayor medida, la satisfacción en las mujeres subía, pero la de ellos empeoraba. Las parejas que compartían las tareas y responsabilidades, dijeron tener mejores relaciones sexuales, con mayor frecuencia.

Obviamente, hay varios factores que también pueden afectar la satisfacción sexual. Aunque la información de este estudio puede guiar a los padres sobre cómo distribuir las tareas, el deseo sexual también puede decaer con el estrés, cansancio y exceso de trabajo.