¿Por qué es importante elegir bien un sostén?

No se trata de un tema estético, sino de salud.

Si algo sabemos las mujeres, es resaltar nuestros atributos. Pero si eso implica adquirir un sostén más chico o más grande, de encaje o de algodón, con o sin varillas, entonces estaremos de acuerdo que de todas las opciones que existen siempre hay una que es mejor que otra.

Comprar ropa interior no es cualquier cosa, se trata de tu intimidad y por lo tanto debes sentirte cómoda con ella todo el día. El 80% de las mujeres no usa la talla correcta de sostén y esto desencadena una serie de complicaciones que, en el mejor de los casos, no pasa de un leve dolor.

El tema no sólo estético, elegir mal un sostén ocasiona una mala postura, problemas de circulación, dolores de cabeza, incomodidad al caminar, inflamación de los ganglios y dolor en los senos.

Estas son algunas anotaciones que te comparto yo y que también he recopilado de varios artículos y expertos en el tema al momento de elegir tu sostén ideal.

  1. Si te lo pones y no te sientes cómoda, quítatelo. No te sirve. Ese tipo de prenda tiene que hacerte sentir bien desde el primer momento.
  2. Puedes tener uno que otro de encaje, pero para tu comodidad, elige un material que te proteja contra la humedad, el sudor y te haga sentir como si no trajeras nada puesto.
  3. Aunque tengas la opción de hacerlo más ancho de la espalda, compra el que te quede bien en la medida más angosta.
  4. La talla de sostén es lo que más cambia en las mujeres, procura medirte cada seis meses para comprar la adecuada.
  5. En cuanto a la talla, el número significa la anchura de tu torso, mientras que la letra señala el tamaño de copa.
  6. Para definir el tamaño de la coma, haz lo siguiente. Si la medida de tu busto es 87 centímetros y tu torso (mídelo justo debajo de tu pecho) es de 85 cm, saca la diferencia entre estos dos y lo que resulta (o sea, 2) compáralo con la lista siguiente:
    • Copa A: 1
    • Copa B: 2
    • Copa C: 3
    • Copa D: 4
    • Copa DD: 5
  7. Si eres de busto pequeño, utiliza sostenes con almohadillas en la copa. Te sentirás muy cómoda si eliges la talla correcta.
  8. Procura que tus tirantes no queden marcados en tus hombros ni espalda.
  9. Todo debe quedar en su lugar, si notas que tu pecho se sale del sostén, ni siquiera te lo pongas.

Existen muchos mitos sobre el uso de sostén, incluso que aseguran que es dañino por el tema de las varillas. Actualmente hay marcas de ropa interior que ya ni siquiera las manejan para dejar que el pecho tome una forma más natural.

Usar brassiere no hace daño siempre y cuando utilices tu talla. Toma tus medidas y acércate con la persona correcta para que te asesore al momento de comprar tus prendas.