Wellness

Cómo mantener el equilibrio después de un rompimiento

No hay una receta secreta para superar un duelo, pero esto te puede ayudar a mantenerte en pie.

Terminar una relación no es como cuando te caes y te levantas rapidísimo, te aseguras que nadie te vio y sigues caminando. De hecho, lo peor que puedes hacer es pretender que no sientes nada.

El proceso es complicado, puedes sentirte de mil maneras en un mismo día y no tener claro si lo extrañas o te duele, si estás molesta o triste. Tus emociones están como en una tómbola y salen al azar y en desorden.

Lo que sobran son consejos, y aunque la decisión haya sido tuya, igual duele; llegan rachitas de nostalgia y todas esas cosas. Siempre he creído que lo mejor es dar un pasito hacia afuera de todo para vivir tu propio duelo y después de llorar puedes regresar a escuchar todo lo que la gente tiene que decirte. Créeme, tendrán mucho que decirte.

Pero antes de que empieces a absorber todo como esponjita, te invito a leer la siguiente lista de cosas que te ayudarán a sentirte mucho mejor al momento de volver a tu vida de soltera. Ya te encerraste en tu cuarto, pusiste llave, ¿y ahora? Ahora lee…

No luches contra tus sentimientos

Tu corazón y tú son uno mismo. No le declares la guerra ni lo castigues por sentir lo que siente. Si lo quieres, quiérelo. Si lo extrañas, extráñalo. Lo peor que puedes hacer es perder la congruencia con lo que sientes, sólo porque la relación terminó.

Es mucho más sano reconocer y abrazar cada cosa que sientas, porque si empiezas a reprimirte, esas emociones se convierten en resentimientos que sólo te harán ver el lado feo de todo. No importa si la gente te ve llorar o si no te sientes de humor. Haz lo que tengas que hacer y no te sientas mal por ello.

Haz algo que nunca hayas hecho antes

La vida continúa, pero él ya no está. Tu bar favorito dejó de ser tu favorito ahora que as sola o con otras personas, igual el cine y el sofá de tu casa. Pero eso está bien, porque de alguna manera es una oportunidad de hacer cosas nuevas, de hecho lo necesitas.

Es momento de buscar nuevos rincones favoritos, nuevos lugares para caminar o visitar. Lo mejor es empezar a construir un nuevo mundo tuyo, en el que casi no exista algo que te recuerde tu vida pasada.

Escribe todo lo que sientas

Dentro de todo ese huracán de sentimientos, hablar con alguien no es fácil porque siempre tienen algo que decir y a veces simplemente no quieres escuchar. Escribir es lo mejor en esta etapa porque puedes desahogarte con mucha libertad sin que nadie te cuestione.

Una de las experiencias más enriquecedoras, es poder leer todo eso de nuevo sin dolor. Cuando puedas hacerlo, entonces ya habrás dado un gran paso.

Descríbete constantemente

Seguramente las personas a tu alrededor te percibirán desanimada o demasiado feliz, triste o entera, pero tu mejor juez eres tú. Todos los días date un momento y describe lo ves en el espejo. Cada día notarás algo diferente.

Dirige bien tu energía

Las razones por las que terminaste pueden ser las peores, pero cada que las recuerdes, ten presente que todo lo que pienses se genera y termina en ti, así que trata de hacerlo de la mejor manera para que no contamines tu cuerpo con cosas negativas que al final se convierten en dolores físicos.

Agradece

Antes de cerrar el ciclo, asegúrate de quedarte siempre agradecida con la experiencia y retirarte sin culpas. Todo lo que has vivido ha sido una gran lección que seguramente te va a dejar que tu siguiente relación sea mucho más sana.

Tags

Lo Último


Te recomendamos