Ejercitarse con tutoriales de Internet: cuidados y precauciones

Pueden ser una alternativa muy útil y efectiva para mantenerse en forma sin tener que ir al gimnasio, aunque es recomendable no exigirse demasiado para evitar lesiones.

¿Alguien dijo tutoriales? ¡Me anoto! Para todos los amantes del DIY o “hazlo tú mismo”, YouTube es como un paraíso. Puedes encontrar millones de videos que te enseñarán a cocinar, maquillar o, incluso, a convertirte en toda una celebridad.

Los tutoriales de deporte también son de los más solicitados. El hecho de que sean gratuitos y que estén a la mano facilita mucho la vida a quienes no tienen tiempo o dinero para ir a un gimnasio, pero que de todas maneras quieren y necesitan estar en forma.

Como casi todas las cosas buenas, abusar de este recurso puede ser perjudicial. Basándome en mi experiencia personal, no es muy recomendable intentar convertirse en un yogui profesional o lograr las posturas más complejas luego de una semana de tutoriales.

Así como estos videos pueden ser excelentes aliados para la mantención del peso, también pueden provocar fuertes lesiones. En mi caso, eso fue justamente lo que sucedió y, créanme, mi lesión terminó en operación, por eso les advierto que lo tomen con responsabilidad.

32187010458274b679a4z.jpg

(cc) Heather Dowd / Flickr

Al igual que cuando vamos al gimnasio y el profesor nos evalúa según nuestro peso y capacidad física, el ejercicio en casa debe ser tomado con la misma seriedad y precaución.

Dentro de la gran gama de canales de YouTube dedicados al fitness en diferentes disciplinas, también hay distintos niveles, unos para empezar de a poco y otros que son buenos para personas que ya llevan un tiempo ejercitándose.

Es fácil entusiasmarse con esto; estás en tu casa, no importa cómo te veas y nadie te mirará porque estás roja como tomate. Estos videos son geniales, y si los usamos de buena forma, pueden producir cambios positivos en todo sentido.

Muchos de ellos son excelentes para combinarlos con las rutinas de cardio clásicas, como correr o andar en bicicleta. Te muestran paso a paso cómo hacer cada ejercicio y hay varios dedicados a la tonificación de lugares específicos del cuerpo.

Lo más importante de todo esto, es hacerlo bien. Antes de partir, elonga tus músculos, calienta tu cuerpo y busca agua para hidratarte. Usa la ropa adecuada y elige el tipo de video que te permita empezar de a poco, pero que también sea efectivo. ¡Suerte!