Olvídate del insomnio

Gánale la batalla a tu falta de sueño con estos tips.

Nada peor que la falta de sueño por las noches. El insomnio es el peor enemigo de las personas que amamos dormir y que sabemos que el descanso es vital para rendir durante el día. Las personas que lo padecen suelen sentirse incómodas todo el día.

Además de que no es para nada sano, dejar de dormir trae consecuencias como cambios de humor, falta de apetito y falta de energía. Cuando pasas una mala noche no hay motivación alguna para levantarte de la cama. Y si esto es recurrente, imagínate lo que produce a largo plazo.

Hay hábitos que influyen en la falta de sueño. Por ejemplo, hay personas que no pueden hacer ejercicio por la noche porque se sienten con demasiada energía después como para dormir, y así hay otras cosas que nos dificultan el descanso.

Si eres de los que viven de noche y esto te está causando problemas, continúa leyendo los tips que te ayudarán a ganarle la batalla al insomnio:

  1. La mayoría, si no es que todos, nos vamos a la cama con el celular en la mano sin sospechar que la luz que emiten estos aparatos prolongan el tiempo que nos lleva quedarnos dormidos alterando nuestra actividad cerebral. Mil veces mejor un libro.
  2. La luz es un factor importante, así que dale a tu hogar ese ambiente nocturno que te ayudará a conciliar el sueño rápidamente. Puedes apagar las luces y prender alguna lámpara de luz bajita o simplemente disfrutar de la oscuridad. Psicológicamente también debes programar a tu cerebro para crear el ambiente idóneo.
  3. Cuida lo que comes antes de dormir, y lo que tomas. Bebidas como el café y el alcohol son estimulantes, igual que algunos alimentos sobre todo los de alto contenido en azúcar. El alcohol altera tu actividad cerebral y retrasa el sueño.
  4. La televisión tampoco es tan recomendable cuando estás intentando dormir. Tendemos dejarla encendida para arrullarnos o escuchar algo de ruido, pero lo que en realidad estamos haciendo es impedir que nuestro sistema nervioso se relaje.
  5. La actividad física puede ser un excelente relajante por la noche. Si el gimnasio no te funciona, intenta el yoga que te ejercita mientras te relaja. O una buena sesión de sexo.
  6. Si estás medicándote, revisa bien las prescripciones de lo que te estás tomando, ya que la mayoría de los medicamentos inhiben el sueño y eso puede estar influyendo en tu insomnio.
  7. Como último recurso, haz respiraciones profundas. Esto relaja tu cerebro y te desconecta de cualquier tipo de distracción.

Incluso en el insomnio hay niveles, si detectas que más de una vez a la semana tienes problemas para dormir, lo mejor es acudir con un especialista para que te ayude con algunas rutinas o ejercicios.

Recuerda que el descanso, igual que la alimentación, es vital.