Encuesta revela qué piensan algunas las personas mientras tienen sexo

La marca británica de juguetes sexuales Lovehoney le preguntó a 1.300 personas qué pensaban mientras tienen sexo, y las respuestas fueron muy, muy diversas.

¿Eres de las que piensa la lista de compras para la cena mientras estás “en eso” con tu pareja? Bueno, no te culpamos. Muchas veces, nuestra mente se pone a divagar en los momentos menos indicados, incluso cuando estamos teniendo un intenso momento de placer.

Hablar de sexo sin considerar el importante rol que juega el cerebro en ese tema, es como tratar de cantar una canción sin saberse la letra o el ritmo. Aunque los órganos sexuales tienen gran protagonismo, al fin y al cabo, es el cerebro el que tiene la última palabra.

La empresa británica de juguetes sexuales Lovehoney, encuestó a 1.300 personas y les preguntó sobre los pensamientos que tienen o han tenido mientras están en ese momento íntimo con sus parejas.

Aunque las respuestas fueron diversas, en lo que sí hubo consenso fue en que, muchas veces, el cerebro pone ideas o pensamientos en la cabeza que no tienen nada que ver con el acto sexual.

35220126011a954ce9f9b.jpg

(cc) Soffie Hicks / Flickr

Claramente, no todos pensamos en lo mismo y nuestros pensamientos tampoco son necesariamente similares todas las veces que tenemos sexo. Por ejemplo, una de las encuestadas (35) dijo pensar en el hombre y la mujer perfecta mientras tiene sexo.

Otra chica (24) admitió que ha pensado varias veces en Channing Tatum mientras tiene sexo con su pareja, específicamente, en su papel en Magic Mike. Como se cita en un artículo de Bustle, ella declara que:

Ni siquiera me gusta él en otras películas, es sólo en su papel en Magic Mike.

En el caso de los hombres, uno de ellos (32) dijo pensar en su amor platónico, sus ex, en fantasías sexuales y en su pareja, y otro de los encuestados (41) dijo pensar en la pareja con la que está en ese minuto.

Está claro que es difícil que pensemos en lo mismo cada vez que tenemos sexo, hay muchos factores que influyen en eso. Lo que sí podemos afirmar, es que un mal pensamiento muchas veces puede ser el culpable de que toda la pasión se vaya al suelo, o todo lo contrario.