Jengibre: tu ingrediente favorito

Descubre por qué se ha vuelto tan popular esta raíz.

De los productos más populares en los famosos mercaditos orgánicos es el jengibre. Actualmente te lo encuentras hasta en la sopa, pero también en cocteles. De hecho, la primera vez que lo probé fue en un coctel preparado con whiskey y algunas escencias. Una verdadera delicia.

Hoy he decidido hablarles un poco sobre esta raíz, que se ha hecho popular por sus enormes beneficios, sobre todo para las mujeres.

Para empezar, es utilizada desde hace mucho tiempo con fines medicinales, tanto para la curación, como la prevención. Entre sus propiedades más fuertes encontramos que es un auxiliar natural en la protección de enfermedades cardiacas, derrames cerebrales y cáncer.

Más comúnmente, se consume para controlar las náuseas durante el embarazo, aumentar el libido durante la menopausia y entre otras coss:

Antiinflamatorio y analgésico natural: si padeces de cólicos muy fuertes, el jengibre es lo mejor. Un tecito te ayudará a alivianar los dolores.

Para la gastritis, la mala digestión y como protector estomacal.

Para las infecciones  e infamaciones de la garganta. Si algún día tu voz desaparece, recupérala con unos cuantos trocitos de jengibre. Para esas noches de karaoke con tus amigos, come un poco antes de tomar el micrófono.

El jengibre es una fuente de calor, tanto si lo ingieres como externamente. Si eres muy friolenta, puedes preparar agua de jengibre y tomarla durante el día.

Como está de moda, puedes encontrarlo en casi todos lados y también prepararlo de varias formas. En la cocina japonesa se utiliza mucho para acompañar el sushi, pero lo puedes encontrar como raíz cruda, confitado, en polvo, en infusión, en jugos y como aceite natural.

Su sabor es dulce, pero fuerte. No dudes en tomarlo en cuenta para los postres o como especia para tus platillos.

Antes de consumirlo, toma en cuenta que tiene altos niveles de azúcar, así que mídete en las porciones.