Puntos a considerar cuando tienes una relación abierta

Tener una relación requiere de varias consideraciones. Te compartimos algunas.

Llegó la ola de la modernidad, y las relaciones no se escapan de ella. La tendencia se hace cada vez más liberal y mientras que en los tiempos de mi pubertad todavía tenían que hacerte “la pregunta” para entonces decir que tenías una relación, ahora todo queda en el aire con el tema de la monogamia.

Hoy en día, la mayoría de las relaciones ni título tienen. A veces, esa simple trivialidad genera todo un escándalo, pero debemos admitir que a varias mujeres es empieza a atraer la idea de no encasillar sus sentimientos hacia una sola persona y tener varias opciones para, quizá, al final decidir por una.

Si te gustaría intentar algo así, debes considerar algunas cosas como las que te compartimos a continuación.

Se valen los celos

Tenemos catalogada esa emoción como algo negativo. Sin embargo, en la poligamia es más normal de lo que te imaginas.

En este tipo de relaciones, se entiende bastante bien todo tipo de emociones humanas como algo natural. Olvídate de los prejuicios ni molestarte por que en algún momento te pregunta a dónde fuiste o con quién. Al contrario, muéstrate abierta y con plena confianza con las personas con las que decidas salir.

Mantén las cosas claras

Desde el inicio, que las cosas queden claras para los dos, sobre todo en temas de límites. Es decir, por muy liberal que sea el asunto, pon tus limitaciones sobre la mesa y llega a un acuerdo respecto a ellas.

Toma en cuenta que estos acuerdos no son permanentes. Lo que digan hoy, puede cambiar mañana, pero mientras tengan una comunicación clara y precisa sobre el tema, no debe haber mayor problema.

En la parte sexual, el tema de la claridad y seguridad es súper importante. Acuerden cada cuánto tiempo van a hacerse chequeos médicos para descartar cualquier cosa que ponga en riesgo su salud y vida sexual.

Sé transparente y no mientas

Trata de hablar con tus amigos y familiares de esto. Entre mayor honestidad muestres, mayor tranquilidad se respirará en tu relación.

Las partes involucradas deben conocer perfectamente tus intenciones y tú las de ellos. Lo mejor es hablar, mucho, sobre las cosas que suceden y su dinámica de vida.

Conoce lo más que puedas sobre la persona

Una relación polígama es lo menos recomendable por despecho. No puede suceder con cualquier tipo de persona, asegúrate de conocer lo más importante de él o ella; cómo se desenvelve socialmente, cuál es su idea de relación, con quién sale.

Entiende perfecto el término “relación abierta”

Cada persona tiene un concepto distinto sobre este tipo de relaciones. Para algunos se limita a encuentros casuales y temporales, mientras que para otros significa contstruir toda una vida con sus parejas.

Generalmente para las personas que tienen relaciones con varias personas, el asunto no es para nada un juego y se toman muy enserio lo que sucede con sus parejas. Si en algún momento decides entrarle al juego, debes ser consciente de ello.