Las posturas al dormir revelan mucho sobre su relación

Dime cómo duermen y te diré el tipo de relación que tienen.

A ti que te encanta ese momento en el que te acurrucas con tu pareja y pasan las horas enteras y puedes seguir ahí inmóvil, te tengo noticias. Debo compartirte que mi abuela me ha dado uno de los consejos más sabios y acertados de mi vida en pareja: los problemas siempre debe arreglarse en el dormitorio.

Y no por el hermoso sexo reconciliador, sino porque es el espacio en el que comparten mayor intimidad. Olvídense de las pláticas de café, los paseos en el parque y esas cosas. Lo que verdaderamente revela la verdad sobre su relación es su dinámica en la camacuando duermen.

Espaldas en contacto

untitleddesign7-1.jpg

(cc) chicasconestilo.com

Esta posición refleja una necesidad de mantener el espacio personal pero sin perder el contacto con el otro. Las parejas que tienden a dormir en esta postura, generalmente son personas independientes que tienen muy claro lo que quieren y sus prioridades.

El papel de su pareja es de un acompañante con el que desean compartir todo lo posible, pero sin involucrarse de más en la vida del otro. No pueden estar separados por mucho tiempo y disfrutan mucho cuando están juntos.

De espaldas y separados

untitleddesign11-2.jpg

(cc) chicasconestilo.com

Esto es señal de que necesitan más espacio y libertad en su relación. Si esto sucede una vez, no hay por qué alarmarse, el problema surge cuando esta postura es repetitiva. La falta de contacto o la escasa necesidad de sentirse uno al otro, indica que les cae bien estar separados.

Es común dormir así después de una pelea, producto del rechazo inconsciente a causa del pleito. Lo mejor es evitarlo platicando antes de irse a la cama.

Dormir de frente y separados

untitleddesign22-1.jpg

(cc) chicasconestilo.com

Las parejas que adoptan esta postura tienen la necesidad de observar a su pareja. Confían en el otro, pero prefieren mantenerse alertas. No son celosos, sino precavidos, y les toma tiempo perdonar y olvidar.

Por el hecho de mantenerse de frente uno con el otro, las parejas se muestran cómodas con la persona que tienen a lado, la incluyen y toman en cuenta como parte de su vida. Aceptan y agradecen su presencia.

Dormir abrazados de frente

untitleddesign31.jpg

(cc) chicasconestilo.com

Esas posturas en la que te conviertes en una enredadera con él, son hermosas y muy pasionales. Estas parejas suelen ser celosas y posesivas. Muestran una necesidad por el otro muy fuerte y la mayoría de sus problemas giran en torno a eso.

De “cucharita”

untitleddesign4-2.jpg

(cc) chicasconestio.com

Es mi favorita. En esta posición, la persona que abraza suele ser la protectora en la relación, la más resolutiva y quien soluciona la mayor parte de los problemas. En ocasiones, esta postura también denota cierta obreprotección o nivel de control sobre el otro.

Uno boca arriba y otro abrazando

untitleddesign5.jpg

(cc) chicasconestilo.com

Esta posicion revela armonía en la relación. Quiere decir que los dos se apoyan mutuamente y tratan de mantener la cosa equilibrada. Es un punto medio entre el extremo pasional cuando casi estás arriba del otro y la separación total.

Lo que sucede con esta postura, es que en cualuier momento cualquiera de los dos puede adoptar otra sin molestarse o despertar a la pareja. Hay flexibilidad entre los dos.

Separados y tocando sus pies

untitleddesign6-1.jpg

(cc) chcasconestilo.com

Puede indicar que la relación está en una etapa de cambios y de adaptación, ya sea a una nueva rutina, un cambio de ciudad o hasta un cambio de cama. Hay cierto nivel de complicidad por el sutil toque de los pies. Es como decir “aquí estoy”.