Wellness

William Levy y su paso por Chile: Simplemente ¡Guapo!

Actor y modelo, lo han elegido varias veces como uno de los hombres más bellos del mundo. Anduvo en Chile para presentar una nueva fragancia y, de paso, mostrarnos todo su desplante, carisma y talento.

 

Imagen foto_0000002820150428174120.jpg

Por: Carolina Palma Fuentealba. Fotografías: Getty Images.

Nació y se crió en Cuba hasta los 14 años. Luego, gracias a un asilo político, se fue a vivir a Miami, Estados Unidos, donde estudió Administración de Empresas por 2 años, para luego dedicarse a los estudios de actuación y al modelaje. William Levy (34) ha participado en una decena de teleseries, como «Cuidado con el ángel» –que transmitió Mega–, películas, programas de televisión y como modelo en el sensual video clip de Jennifer López de la canción «I’m Into You».

Hombre de 1.85, labios carnosos y signo Virgo, es padre de una niña y un niño de diferentes madres, a los cuales nombra constantemente en sus entrevistas. Si te preguntas por su estado civil, soltero. Nunca se ha casado, y no confirma si actualmente está en pareja o no.

Visitó por primera vez nuestro país la semana pasada en el marco del lanzamiento del perfume Magnat, de Ésika. «Siempre que he hecho cosas de este tipo son para llegar a la gente de alguna forma. Sentí que esta fragancia tiene mucho que ver conmigo, con el concepto del hombre que sabe elegir, que sabe vivir la vida intensamente, que sabe compartir el éxito con los demás. Me gusta el aroma fresco, el cuerpo amaderado que lo hace masculino, el fondo de cuero italiano que lo vuelve elegante, esa combinación me parece esencial», nos cuenta.

¿Qué te queda de cubano?
Todo. Crecí hasta los 14 años en Cuba, y todo lo que pasé allí, el trabajo, las cosas que me faltaban y que siempre soñé tener, son las que me han llevado a ser el hombre que soy, muy luchador, trabajador.

¿Esa alegría típica no se ha perdido?
Para nada, porque creces en un lugar donde para ti lo único importante como ser humano es estar feliz, es ver la vida desde una perspectiva positiva. Lo importante es todo el tiempo sonreírle a la vida, estar contento, agradecerle. Hoy, cualquier cosa que tengo, la agradezco al máximo, la aprecio totalmente.

Eres papá. ¿Qué nota te pones?
Tengo un niño de 9 años y una niña de 5. ¡Creo que podría ser un 10! No sé, diría un 10, no estoy todo el tiempo, pero es por trabajo. Uno sacrifica ese tiempo con ellos para que no les falte nada.

¿Crees en el matrimonio?
Nunca me he casado, pero bueno, si la vida me lo permite más adelante, quizás sí.

Ante importantes eventos, qué prima en ti, ¿la razón o la intuición?
La intuición, totalmente.

Eres actor de cine, teatro, televisión, ¿qué es lo que más te ha costado todos estos años?
Sacrificar el tiempo con los niños. Encontrarme viajando por países trabajando por 8 meses, 15 horas diarias, me hace cuestionarme cómo me pierdo tanto tiempo de estar con ellos. Cuando estaban más chiquitos, los veía después de largo tiempo, y no sabía qué hacer.

¿Qué tipo de personajes amas?
Me gusta mucho la acción, porque me divierto haciéndolos. Me gusta todo lo dramático, y la comedia de vez en cuando. En realidad disfruto más la acción. Es porque me encanta levantarme, hacer actividades. Sólo estoy tranquilo en las noches, desde la medianoche hasta las 3 de la mañana. Esas horas me las dedico a mí, a sentarme, disfrutar del silencio. ¡Disfruto que nadie me llame por teléfono! (ríe). Sólo ahí descanso, leo, creo un poco los proyectos, el día es para la acción.

Has sido escogido por la revista People como uno de los hombres más bellos del mundo. ¿Te consideras un hombre seductor?
(ríe) No, para nada. Considero que soy yo mismo, que no finjo. Me gusta dar la persona que soy, si me quieres, me quieres como soy. Si no, lo siento, pero no quiero pasar toda mi vida atrás de un personaje que no soy.

¿Tienes habilidades de seductor?
No sé… De verdad, sólo busco hacer sonreír a una mujer, me gusta sentir que una mujer se esté divirtiendo conmigo. Es muy importante que la persona que está al lado mío esté feliz. Quizás eso puede ser una habilidad de seductor, pero no trato de hacerlo, me sale. Espero que viva momentos espontáneos. Yo soy espontáneo, travieso. Me gusta llevar a la persona con la cual estoy a otra parte, que haga cosas que no pensaba hacer, divertirse.

¿Qué es lo primero que haces cuando te levantas?
Le doy gracias a Dios. Creo mucho en Dios, no me creo perfecto, pero doy gracias. Lo único que le digo en la mañana y en la noche es «Diosito, gracias por todo, y lo único que te quiero pedir es salud, amor y felicidad», las únicas tres cosas que siempre he querido.

¿Qué mujer consideras irresistible, realmente irresistible?
Una mujer que sea segura de sí misma, que sepa sonreír…

Pero el aspecto físico es muy importante, ¡obviamente!
Es que sabes qué, me ha tocado conocer a muchas mujeres, muchas bellas físicamente, y no puedes hablar con ellas, no puedes cruzar palabra, y no tienen ese espíritu que hace bella a una mujer. Y he conocido mujeres que no son tan bellas físicamente, pero tienen una personalidad especial, una bella sonrisa, hablan con seguridad, ves cómo se manejan. Eso te aseguro que te llama mucho la atención, mucho. Me encantan las mujeres seguras, que saben quién son y se muestran coquetas también.

¿Estás con pareja ahora?
(Ríe) De verdad no quiero hablar de mis relaciones, pero debo decir que me gustan muy cariñosas, que den mucho cariño.

¿Qué palabra te define mejor?
Perseverante.

¿Qué defecto femenino no soportas?
Esos días cuando andan de mal humor, en sus días, prefiero escapar. Le digo «tranquila, me voy a ir a tomar un café y tú, tranquila. No saques los guantes (ríe)». Prefiero estar lejos en esos momentos la verdad.

¿A qué no te puedes resistir?
Jamás a un helado o pastel con vainilla y chocolate.

¿Qué aroma encuentras excitante?
El aroma de una mujer que huela fresco, también el aroma del mar. Vivo en Miami, pero me crié en Cuba, donde hay playas hermosas. Ese olor del salitre del mar me trae muchos recuerdos, y me siento tan cercano a la naturaleza que me apasiona.

Si pudieras retroceder el tiempo, ¿hay algo que no harías?
Nada. Siempre le digo a Dios que si me da la oportunidad de nacer otra vez, quiero volver a nacer en Cuba, pasar por lo que pasé, por todos los trabajos y dificultades que he enfrentado en la vida. La verdad es que todo eso me ha hecho el ser humano que soy.

Tags

Lo Último


Te recomendamos