logo
Wellness 11/03/2015

Cómo desarrollar y potenciar tu magnestismo

Cuando te encuentras con una persona magnética, sientes una atracción que no puedes explicar. Tú también puedes desarrollar tu magnetismo si quieres.

Por : Alexandra Spuhr

¿Se han fijado que, de vez en cuando, nos encontramos con personas de las que no nos podemos alejar? No sabemos qué es realmente lo que nos atrae, pero este tipo de personas parecen imanes de los que no podemos separarnos.

De eso se trata el magnestismo. Las personas que han desarrollado este poder de atracción, generalmente influyen en su entorno. Hay personas que quizás nunca serán magnéticas, ya que es algo no tan simple de lograr.

La verdad es que todos somos diamantes en bruto en este sentido. Pero, para revelar ese magnetismo, se necesita una confianza infinita en sí mismo y una seguridad que permita mostrarse tal cual se es.

Ser magnético no tiene por qué estar directamente relacionado con el atractivo físico. De hecho, una persona magnética suele verse mucho más atractivo de lo que quizás es porque ha potenciado su personalidad al máximo.

Alguien magnético confía en sus capacidades, acepta a los demás tal cual son, no critica ni habla mal de otras personas y se ocupa de sus propios asuntos. Son personas que no pierden tiempo quejándose y que prefieren usar los momentos para aprovecharlos positivamente.

Existen formas de potenciar tu magnestismo, y puedes empezar a hacer algunos cambios que, de seguro, te ayudarán a confiar más en ti mismo, y en consecuencia, a que las demás personas se sientan atraídas hacia ti.

Relacionarte con la naturaleza es algo que te ayudará en muchos aspectos. Te libera del estrés, te conecta con el planeta y además, te puede convertir en una persona más magnética.

Si eres de esas personas que no se toman ni un segundo para descansar, es muy poco probable que la otra gente se sienta atraída por ti. Un cuerpo y mente descansados se reflejan en un mejor humor y disposición para enfrentar el día a día.

Alguien que ha desarrollado su magnestismo, sabe escuchar. Permanece callado para nutrirse de lo que los demás son, y habla cuando le parece que debe hacerlo. A las personas les gusta que las escuchen y esa es una característica que las personas magnéticas tienen desarrollada.

No se trata de escuchar cosas que nos desagradan y quedarse callados ante insultos, sino que dejar que los demás se expresen y escuchar lo que tienen que decir.