Los efectos de una pausa sexual en el cuerpo

Y por qué el vibrador podría ser tu mejor amigo mientras no tienes sexo (en pareja).

A veces incluso cuando estás en pareja tienes pausas sexuales, aunque sea difícil de reconocer, ya sea por geografía o por estrés. Pero los periodos sin sexo que deben preocuparte por sus efectos en tu cuerpo, en tu vagina y en tus hormonas son los que superan los seis meses.

La kinesióloga especialista en disfunciones del suelo pelviano y sexualidad del Centro Miintimidad, Odette Freundlich señala cuáles son las consecuencias y los pasos a seguir tras una pausa sexual.

¿Cuáles son los efectos en el cuerpo femenino de una pausa sexual prolongada?

La vagina es una cavidad virtual, hueca y elástica que en reposo está plegada y durante la excitación, coito y parto se distiende. Eventualmente con una pausa sexual:

  1. Se  podría necesitar más tiempo en el juego sexual para sentirse realmente exitada , lubricada y así dar paso a todos los cambios corporales que se producen durante la respuesta sexual.
  2. La respuesta orgásmica también podría tardar más y requerir de una estimulación más efectiva y de más prolongada.
  3. Otro factor influyente son los pensamientos negativos de preocupación por rendir que podrían desconectar a la mujer del momento actual, disminuyendo la excitación y la respuesta sexual.
  4. Con la edad y la falta de hormonas, en especial de estrógeno, se van produciendo cambios a nivel genital como atrofia, falta de elasticidad de los tejidos, falta de lubricación, debilidad en los músculos del suelo pelviano y vagina.
  5. Las hormonas sexuales podrían disminuir por falta de práctica erótica, provocando un deseo sexual hipoactivo.

Algunas mujeres se sienten muy inseguras y nerviosas frente al reinicio de la vida sexual. Otras piensan que serán incapaces de disfrutar y llegar al orgasmo. En algunos casos donde esta pausa sexual es involuntaria, se produce frustración, mal genio, depresión y ansiedad.

Una mujer que no tiene relaciones sexuales, pero que sí usa vibradores ¿podría desarrollar esos problemas?

Una mujer que usa juguetes sexuales y no tiene pareja sexual, se puede favorecer desde el punto de vista emocional y físico. Irá conociendo mejor su cuerpo y las técnicas o mecanismos para autogenerarse placer, lo cual se expresará en el desarrollo de la respuesta sexual, en donde se producirá exitación, lubricación y eventualmente el orgasmo.

Usar vibradores sí es beneficioso y sí podría ayudar a mantener tanto el aspecto emocional como físico en buenas condiciones.

¿La edad tiene una incidencia en los efectos de una pausa sexual?

A medida que avanza la edad y nos acercamos al climaterio o menopausia los efectos de una pausa sexual prolongada son más complicados, pues los déficit hormonales generan cambios más fuertes como atrofia genital, falta de lubricación, debilidad muscular, falta de elasticidad a nivel vaginal y disminución de la irrigación a nivel genital, lo que enlentece la respuesta sexual, dificultando además la respuesta orgásmica.

¿Qué tratamientos se realizan para evitar las consecuencias de una pausa sexual en una vagina?

En algunas mujeres es necesario el uso de terapia de reemplazo hormonal, para mantener en óptimas condiciones no tan solo el área genital , sino que también el resto del cuerpo. Debemos preocuparnos también de mantener la elasticidad de la vagina, el trofismo de los genitales y el tono adecuado de la musculatura vaginal a través de ejercicios recomendados por un especialista.

¿Y qué tratamientos recuperan el estado normal de la vagina tras una pausa sexual?

Debemos comenzar siempre evaluando en qué estado se encuentran los genitales femeninos y  la musculatura vaginal, más allá de los exámenes  hormonales y de laboratorio que el médico tratante solicite.

Entre los tratamientos está un equipo Biofeedback que enseña cómo relajar la musculatura vaginal. De esta forma , a través de un monitoreo podemos ver cómo contraemos y relajamos la musculatura perineal.

Usamos también técnicas de masaje miofascial intravaginal y el uso de dilatadores de diferentes tamaños para ir desensibilizando el área vaginal y para que se acostumbre al roce.