Beber refrescos podría adelantar la primera menstruación

Según especialistas, las chicas que consumen bebidas azucaradas regularmente, llegan a la pubertad antes de tiempo.

Investigadores en Harvard dicen que los refrescos, jugos preempacados y demás bebidas azucaradas, hacen que las niñas tengan más pronto su primera menstruación. El reporte del estudio en cuestión fue publicado en CBS News.

Se dio seguimiento a los hábitos de 5,600 niñas, en un período de 5 años. Se descubrió que quienes consumían una o más porciones de refresco al día, comenzaban la publertad unos dos meses antes que quienes sólo tomaban unas dos o tres porciones por semana.

Según los investigadores, el asunto del refresco no tiene que ver con el índice de masa corporal ni con qué tanto comían las niñas ni con el hecho de si tenían o no el hábito de hacer ejercicio.

¿Y qué hay de malo en que la menstruación aparezca antes? Más allá de las incomodidades, Jenny Carwile, a cargo del estudio, explica:

Las niñas que comienzan a tener el período más pronto corren más riesgos de depresión durante la adolescencia y de cáncer de mama en la edad adulta. De ahí la importancia de nuestros hallazgos.

No se especifica la razón por la que los refrescos adelantan la menstruación, pero se sugiere que el detonante tiene que ver con el exceso de azúcar (y sobre todo, ese tipo de azúcar).

Los refrescos, ya lo sabemos, contienen sacarosa, glucosa y jarabe de maíz. Así que, menstruaciones aparte, guardan estrecha relación con el sobrepeso. O sea que hay que prescindir de estas bebidas.

Por otra parte, los resultados del estudio no significan que todas las niñas que beben refrescos comiencen antes la pubertad: habrá muchas que lleven una alimentación súper sana y que comiencen a menstruar antes que las refrescómanas.

Las edades de las chicas analizadas oscilan entre los 12 y los 13 años, lo cual no es tan pronto, considerando que algunas de nosotras comenzamos a los 11 y otras, desde los 10 (¡eso sí que es demasiado pronto!).

Ya que las niñas no pueden controlar del todo la llegada de su primer periodo, tal vez el secreto esté en no entender la menstruación como una maldición, en buscar alternativas (como la copa menstrual) y, si se puede, dejar de beber refrescos y otras bebidas azucaradas, que tienen más bemoles que beneficios.