Wellness

10 personas desagradables que no necesitas ver estas vacaciones

Si finalmente terminaste con la escuela, ¡no extrañarás para nada a estas personas en tus vacaciones!

Si aún eres estudiante, estarás de acuerdo conmigo en que lo mejor de estas vacaciones no es ni siquiera el árbol de Navidad o esa emoción casi infantil acerca de decorar un poco tu hogar. Lo mejor de estas vacaciones es, de hecho, poder librarte un poco de la escuela.

Pero lejos de las cargas diarias de tarea o aquellos proyectos de trabajo en equipo que jamás salen como tú deseas, deberíamos aprecias (egoístamente) que al menos durante más de 30 días no tendrás por qué volver a ver a ninguna de estas no muy agradables personas:

1. Aquel ex con quien tienes una clase

Creo que lo peor que te puede pasar, es correr un poco tarde a tu clase de las 7 u 8 de la mañana, no muy bien arreglada, y toparte directamente con aquel hombre con quien quizá ni la palabra puedas intercambiar. (Seamos sinceros, eso de “ser amigos” de una conversación casual en Facebook, no pasa.)

Lejos de que ambos hayan continuado con su vida, no es muy grato recordar los malos momentos. Mucho menos si aún esos malos momentos son bastante recientes.

2. Tu compañera que no para de hablar

Sí, puede ser súper alegre. Puede que incluso te agrade. Pero uno no se la pasa hablando sin parar en clase de matemáticas a sabiendas del historial complicado que aún recordamos desde la preparatoria.

Quieres ser amable. Pero realmente deseas que se calle.

3. Quien siempre le recuerda al profesor sobre la tarea

Cual comedia americana, siempre existe alguien, hombre o mujer por igual, que insiste en recordarle al profesor sobre la tarea. Si tratas de ser una alumna responsable, esto no te dará problemas.

Sin embargo, algún día, algún maldito día y sobre alguna maldita tarea que a ti por alguna maldita y despistada razón se te haya olvidado, esta chica o este chico hará de las suyas. Y créeme, estarás tan molesta con él o con ella como el resto de todos tus más irresponsables compañeros.

4. La chica que te odia

Esta chica puede sentirse insegura por tu promedio en alguna clase que, a diferencia de muchas otras, no se te dificulta tanto o también puede haber una historia más dramática entre ustedes. Algún hombre o algún malentendido con alguna otra persona, por ejemplo.

El punto es: si les toca en el mismo trabajo de equipo, la cosa no se resuelve tan fácilmente. Puedes encontrarte en el terrible caso en que esta chica mezcle el lado académico con el lado personal y no quiera siquiera cooperar contigo para sacar a flote el trabajo.

Pero lo mejor de estas vacaciones es precisamente que, ¡no tienes por qué lidiar más con ella!

5. La chica que sabe todo de todos

Puede que la consideres tu amiga, pero sabes que juntarte con ella es andarte con pies de plomo. Chismes, mentiras, calumnias, intimidades y demás tabloides acerca de la vida de todos: ése es su único tema de conversación.

Insisto, puede que sea linda y agradable, pero seamos sinceras: si habla de todos, eso también te incluye a ti. Sólo espera a que le des por un momento la espalda.

6. El compañero a fuerza, aquel que tu profesor seleccionó para ti

Esta persona no coopera, no ayuda y no trabaja en equipo. Él o ella sólo se sienta allí: enfrente de todos, asintiendo y sin proponer palabra ninguna acerca del trabajo.

Intentas que se comprometa y le interesa un poco el proyecto. Pero sabes de antemano que ese trabajo escrito llevará su nombre, pero ninguna de su participación.

7. El compañero que siempre come en clase

Encontrarse en un salón durante al menos una hora, ya es pesado de sobra como para que un compañero entre a clase con un envase que contiene un aroma muy peculiar a carne o pollo. Percibes el olor, mientras miras al frente y te das cuenta de que, incluso, lo hace a escondidas.

Vamos, ¡¿en serio crees que el profesor no se da cuenta?! ¡Hasta los del siguiente edificio se dieron cuenta, amigo!

8. Tu compañera que todo te pide prestado

Lejos de que cada alumno debe tener su propio material, a algunas personas (como, por ejemplo, yo) les desagrada de sobremanera que alguien les pida favores a toda costa. Incluyendo también que ni siquiera cuidan las cosas que no son suyas.

¡Ya ni hablar de las tareas!

9. La chica que está obsesionada con las calificaciones

Lo malo de esta chica no es que se preocupe por su promedio, lo malo de esta chica es tomar clases con ella. No sólo interrumpe constantemente la clase con sus dudas muy personales y erróneas, sino que es la muerte cuando te toca trabajar con ella en un proyecto de equipo.

No sólo se siente la jefa, sino que padece de un nerviosismo enfermizo con respecto a que el trabajo de sus compañeros no sea lo suficientemente bueno. Ella quiere ser la última en revisar, corregir y, si hace falta, rehacer el trabajo entero.

¡No es agradable!

10. El profesor

Profesores… Algunos son agradables, otros jóvenes, otros amables, otros ejemplares e inclusive, también alguno que otro resulta ser un poco guapo. Sin embargo, aceptémoslo, no está en la mejor posición contigo.

Lo bueno es, ¡despídete de todas y cada una de sus tareas! Al menos hasta enero.

Tags

Lo Último


Te recomendamos