5 razones para no quejarte de tu hermano sobreprotector

Porque aunque creamos que muchas veces es una maldición, tener un hermano que nos cuide puede ser la mejor cosa que nos puede suceder.

El ser sobreprotector siempre ha tenido una pésima reputación. Si lo eres, caes automáticamente en la categoría de personas aguafiestas, posesivos, territoriales y amantes del control total.

Si llevas el título de hermano sobreprotector o hermana sobreprotectora, sabes exactamente de lo que estoy hablando. Puedes haber luchado años para hacer entender a tu hermano o hermana pequeña tu visión sobre los cuidados, los afectos y el amor, pero quizás aún no le has hecho ver ciertas cosas que pueden dejarte como el ganador indiscutido de esta eterna discusión.

Por otro lado, si eres la persona sobreprotegida del asunto, podrás afirmar que esta situación era más molesta que cualquier otra cosa que pasase en tus años de rebeldía adolescente. Querías decirle a tus hermanos que se metiesen en sus asuntos y que dejasen de inmiscuírse en los tuyos, ¿me equivoco?

Tener un hermano sobreprotector puede ser, muchas veces, un gran dolor de cabeza, sin embargo, estas grandes verdades podrían compensar lo que piensas de ellos:

corbis4249079915660x650.jpg

© Susanne Dittrich/Corbis

Siempre obtendrás una opinión honesta

La honestidad es la mejor política de un hermano sobreprotector. Tu mamá y  tu papá pueden aguantar más y darle algunos giros sutiles a las respuestas que deseas oír, pero tus hermanos serán los que te digan exactamente lo que piensan, aunque no te agrade demasiado oírlo.

Van a hablar contigo, tratar de verlo desde tu perspectiva y se basaran en sus propias experiencias para garantizar que la opinión que dan está bien pensada.

Si alguien hiere o intenta hacerte daño, ¡se acabó el juego!

corbis4262980958660x650.jpg

© Sofie Delauw/Corbis

Esta es probablemente la cosa más sobreprotectora que se pueda decir, pero es absolutamente cierta. Ya sea física o verbalmente, jugar con alguien que tiene un hermano ultra cuidadoso no es una cosa muy inteligente para hacer. Son una especie de guardaespaldas personales que no tendrán miedo de nada con tal de defenderte.

Se preocupará de tus amigos

Tu hermano te quiere y se dará cuenta cuando encuentres amigos de verdad. Cuando vea que ellos son buenos, también los querrá como parte de su familia, incluso puede que llegue a suceder con tus novios (aunque vemos eso un poco más difícil).

Si encuentras problemas, te ayudarán a salir de ellos

Problemas y situaciones difíciles suceden en nuestra vida, es un hecho. Sin embargo, con un hermano sobreprotector, siempre tienes a alguien para que te ayude a pensar sobre las maneras para salir del paso, disminuir las repercusiones, o el reto parental.

Ya se trate de la sobrecarga de tu tarjeta de crédito, la necesidad de pedir dinero prestado, o la mejor forma de explicar a tu mamá y papá dónde estabas en la noche, tu hermano te ayudará.

Siempre estarán de tu lado, para lo bueno, lo malo y lo feo

corbis4253856609660x650.jpg

© Mother Image/Caitie McCabe/mother image/Corbis

Si tienes un hermano sobreprotector, sabes que pase lo que pase en la vida, él estará ahí para ti. Debes sentirte feliz por tener un hombro donde apoyarte, alguien para que te anime en tus malos momentos o para pasar el mejor tiempo de tu vida. Tu hermano es tu familia, y aunque algunas veces sobrepase algunos límites, sabemos que todo se compensa con un gran abrazo y el saber que siempre estará ahí para ti. ¿No lo crees?