Copa menstrual: tips definitivos para eliminar filtraciones

Dicirles adiós a las filtraciones de la copa es más fácil de lo que crees. Algunos instructivos no lo explican, pero aquí te damos los tips definitivos.

Comencé a usar la copa menstrual hace dos ciclos y me siento satisfecha en general, pero fue apenas en días pasados que aprendí el truco para eliminar filtraciones. Si tú también usas la copa y te incomodan los derrames y las “pérdidas”, te digo cómo ponerle fin al problema.

Ya Ana Díaz y yo hemos hablado de las grandes ventajas de este método de higiene femenina: economía, conciencia ambiental, conocimiento del cuerpo, comodidad, limpieza… La mayoría de las mujeres que usamos la copa no volveríamos ni locas a los tampones y las toallas.

Sin embargo, usar la copa es asunto de práctica. No se aprende de la noche a la mañana: el cuerpo tiene que adaptarse y también desintoxicarse un poco. Después de años de tampones (que tienen tóxicos), el proceso de adaptación es progresivo.

Uno de los principales inconvenientes: las filtraciones. Colocar y extraer la copa puede ser sencillo, pero ¿cómo evitar las manchas en la ropa interior? En lo personal, he estado usando pantiprotectores reutilizables, pero me sentía incómoda con la situación. Así que investigué en distintos sitios, hasta que di con una solución que sí me funcionó.

Aquí los tips que debes seguir para que no haya más filtraciones de la copa durante tu período:

  • Prueba con diferentes dobleces para insertar la copa menstrual. A mí me funciona el pliegue en forma de “C”, pero hay muchos otros. Puedes consultarlos en nuestro post con datos interesantes sobre la copa.
  • Una vez que descubras cuál es el doblez que más te acomoda, asegúrate de introducir la copa en la dirección correcta. Sucede que a veces queremos meter la copa en dirección vertical, pero la vagina está más bien un poco inclinada hacia atrás. Si la posición de la copa es incorrecta, es más probable que haya filtraciones.

Fíjate en las imágenes siguientes. La primera es la forma correcta. Ten cuidado con la posición para que la copa no quede como en la segunda ilustración.

copamenstrualinsercic3b3n660x650.jpg

© WikiHow

copamenstrualfiltraciones660x650.jpg

© WikiHow

  • Ya que la copa esté adentro, tienes que cerciorarte de que se abra. Para ello, gírala un poco o tira suavemente del apéndice, hacia adelante y hacia atrás. De esta forma, lograrás que se forme el vacío necesario para que se quede en su lugar.
  • Si la copa sigue sin abrirse, sácala y vuelve a insertarla. A mí me funciona abrir las piernas, sentada en el inodoro, y meter la copa en esa posición, que favorece una inserción más acorde con la forma natural del cuerpo.
  • Otra que puedes hacer para que la copa se abra, es meter tu dedo pulgar y presionar la pared de la copa ligeramente hacia abajo, en dirección al ano. Eso hará que se forme el vacío y que la copa se quede en su lugar.

Con estos tips, te olvidarás de las filtraciones. Recuerda que acostumbrarse a la copa se lleva algunos ciclos, pero vale la pena, porque es cómoda y segura. Ten en cuenta también que, en días de flujo abundante, debes estar al pendiente de qué tanto se llena, para que no tengas derrames.

¡Ah! Y no olvides que el silicón de grado médico de que está hecha la copa, no absorbe ninguna sustancia, de manera que, si la copa se te cae de las manos, basta con lavarla con agua y jabón sin fragancia.