Conoce las diferencias entre enamorarse y amar plenamente

Aceptar al otro con sus virtudes, pero también con sus defectos será el primer paso para amar plenamente.

Si pudieras hacer memoria y recordar todas aquellas veces que sentiste un flechazo y pensaste que sería una alocada e intensa historia de amor, ¿cuántas contarías? El enamoramiento (aunque sea así de rápido) puede ocurrir en cientos de lugares en la vida de una persona, puedes ver por ejemplo a alguien que te resulte atractivo en el bus, mientras haces algún trámite, en una fiesta o incluso en lugares tan cotidianos como un café. Sin embargo, ¿sabes si existe alguna diferencia entre estar enamorado y amar plenamente a alguien?

Más allá de las mariposas en el estómago o las ganas de pasar mucho tiempo de tu día con esa persona especial, el estar enamorado consiste en una etapa que es bella pero que por lo general es transitoria, versus el amar plenamente a alguien, la que se posiciona como una etapa plena que se vive a concho en todas las dimensiones de la vida.

a.jpg

© Hero Images/Corbis

Cuando amas plenamente a alguien sientes que esa persona es bienvenida en toda tu vida y que los problemas , miedos o temores son algo que querrás compartir con él/ella sin miedo a lo que tu pareja piense. Pero, ¿sabes cuándo ocurre esto? ¿Tienes idea cuando el enamoramiento pasa a convertirse en amor pleno? Aquí algunos tips que pueden ser de gran ayuda para la diferenciación:

Querer ver a esa persona/ Necesitar de esa persona

Cuando (y lo recuerdo muy bien) una persona se enamora, es como si el mundo cambiara de la noche a la mañana y todo se ve bello y hermoso. Quieres pasar todo el tiempo posible con él y no importa que pase con las demás personas de tu vida, solo quieres verlo a él. Es un sentimiento algo egoísta si lo piensas, pero con el paso de los años he pensado que es una bella etapa que se vive a concho y sin miedo al fracaso.

Cuando amas plenamente necesitas de esa persona constantemente. No me malinterpreten, no se trata de una necesidad que haga perder la independencia, sino que de una fundamental para la vida. El compartir la vida con las personas que amas es una bella forma de vivir la vida y si esta persona se ha convertido en uno de tus pilares al que necesitas porque quieres que esté bien, entonces bienvenido sea.

Emociones en alto/ Todo tipo de emociones

Cuando estás en la etapa de enamoramiento sientes que tu mundo es totalmente distinto. Te sientes bien, sonríes todo el día y la vida se ve un poco más bella porque estás con esa persona especial, sin embargo lo quieras o no, esta etapa es una etapa transitoria por lo que sería bueno aprovechar todas estas emociones en alto mientras duren.

Cuando amas plenamente a alguien las emociones vuelven a la normalidad, lo que no significa que no sientas emociones geniales por esa persona, sino que pones en una balanza las cosas importantes y ves como cuando sientes esas emociones son geniales porque son espontáneas.

Pensar más en el que en ti/ Cuidar de él como de ti

Al estar enamorada generalmente se piensa más en la persona que en uno mismo, lo que es un grave error. Se dejan de lado no sólo a los amigos sino que también un poco de independencia, lo que no te hará nada bien. Cuando amas a alguien realmente la preocupación existe pero tal como te pudieras preocupar de ti, sabes que ambos son importantes, pero que tú eres valiosa sólo por ser tú.

Amarlo por sus virtudes/ Amarlo con sus defectos

No es extraño que estar enamorada de alguien precisamente por sus virtudes ocurra, pero déjame decirte que no es lo mejor. Las personas son diversas y tienen distintos estados de ánimo, por lo que nadie (y eso es en ocasiones lamentable) estará del mejor humor todos los días. Cuando logras entender esto, aceptas que puede estar enojado, triste y  que tiene defectos como cualquier otra persona, entonces lo amarás plenamente.

¿Qué agregarías a la lista para amar plenamente?