Wellness

5 beneficios de salir a correr con tu mascota

¿Necesitas de más motivación para apegarte a salir a correr seguido? ¿Qué tal hacerlo con tu perro?

Mis pocas y ligeras incursiones al arte de salir a correr tienen que ver en gran parte (bueno, en toda parte) con el hecho de poder aprovechar para sacar a pasear a mis perros. Formamos lindos lazos y además siempre me llevé motivación extra, sea para correr un poco más o para hacerlo cada vez más seguido. Puede que no te encante salir siempre a correr, sin embargo, con tu perro es otra historia.

Ten en cuenta

No todos los perros aman correr o tienen la misma resistencia, muchas razas pequeñas como los pugs no aman correr demasiado, es más, se cansan caminando. Normalmente, los perros grandes y medianos son más aptos para salir a correr contigo. No sólo eso, necesitan salir a ejercitarse para que no terminen destruyendo tu casa, tu sala, tus zapatos en pedazos. También depende en mucho del carácter de tu perro. Aún a algunos perros grandes no les gusta salir a correr, hace unos años tenía un labrador que incluso se aferraba al suelo lo más que podía.

Por último, si crees que a tu perro le irán bien algunas sesiones de running a la semana, no te olvides de que también necesita hidratarse, calentar (aunque quiera echarse a correr como loco de buenas a primeras), ten una correa estilo pechera para que no termine ahorcándose al querer ir demasiado rápido y que vas a tener que llevar al menos unas bolsitas para limpiar sus necesidades en caso de ser necesario.

Aunque tengas que tomar precauciones extra, te llevarás geniales beneficios:

Extra motivación

Puede que a ti te de flojera un día u otro llegues muy cansada de tus actividades, pero será un momento que tu perro estará esperando todo el día. En otras palabras, tendrás siempre alguien que te obligará a ir, entre saltos, ruegos y súplicas. Lo que es más, casi te estarás imponiendo un horario porque los perros son seres de costumbres un tanto arraigadas. Como bien dice el zorro en El Principito:

Lo mejor es venir siempre a la misma hora -dijo el zorro- Si sé que vienes a las cuatro de la tarde, comenzaré a estar feliz desde las tres. A medida que se acerque la hora más feliz me sentiré. A las cuatro estaré agitado e inquieto; comenzaré a descubrir el precio de la felicidad. En cambio, si vienes a distintas horas, no sabré nunca en qué momento preparar mi corazón… Los ritos son necesarios.

Una mascota menos inquieta

Un perro que hace ejercicio y que pasa tiempo con su amo, es uno que rompe menos zapatos y que se comporta menos inquieto. Si tienes un perro de tamaño mediano a grande, lo sabes bien. Es casi una necesidad primaria de tu mascota.

Más seguridad

No te sentirás sola y tu perro te protegerá de extraños sospechosos. Se sentirán mucho mejor juntos.

Un lazo muy fuerte

Nada crea lazos más fuertes con tu mascota como pasar tiempo con ella todos los días. No sólo se estarán ejercitando, estarán haciendo mucho más fuerte su amistad.

¡Corran por la vida con sus perros!

Tags

Lo Último


Te recomendamos