Wellness

¡No dejes el vino! Hacer ejercicio y beber son buena combinación

Estudio arrojó que mantener una rutina de ejercicios a la vez que se consume una determinada cantidad de vino tinto es de buen augurio para la salud.

No, no estás leyendo mal, sino que todo es cierto. Beber vino y hacer ejercicio sí pueden ser compatibles en tu rutina diaria, así que si eres de las personas que creía que el beber era incompatible con una vida saludable, entonces deja ese pensamiento de lado y obtén los beneficios de ambas cosas.

Un estudio publicado por la Sociedad Europea de Cardiología estudió la salud de un grupo de personas que hacía ejercicio y bebía vino cinco veces a la semana en comparación con personas que se ejercitaban, pero sólo bebían una vez por semana. El estudio arrojó que el beber vino siempre y cuando se mantuviera una rutina activa de ejercicios sí sería beneficioso para el organismo.

Fueron 146 personas las que participaron de este estudio, estando entre el rango leve a moderado de una enfermedad cardiovascular. A cada persona se le asignó aleatoreamente el consumo de un tipo de vino por el período de un año: vino tinto o blasnco, de la misma cosecha y la misma región de la República Checa. Nada en su régimen alimenticio cambió en este período.

Para el profesor y partícipe del estudio, profesor Milos Taborsky, se trata una gran investigación ya que es:

La primera investigación a nivel global que compara los efectos del vino blanco y tinto en marcadores de arterioesclerosis en personas con leve o moderado riesgo de enfermedad cardiovascular.

El principal criterio de estudio consistió en la medición del nivel de colesterol bueno durante el período total. Criterios secundarios fueron  niveles de otros marcadores tal como el colesterol malo.

Para la Organización Mundial de la Salud (OMS) se considera un consumo moderado de vino beber 200 ml para las mujeres y 300 mililitros para los hombres, con un máximo de cinco tomas a la semana.

Como conclusión los investigadores no hallaron diferencias entre los niveles de colesterol bueno de los participantes un año después del comienzo del estudio en ninguno de los dos grupos. El colesterol malo sí se redujo en ambos casos.

Este estudio avala una rutina constante de ejercicios. Si bien tu rutina puede ser extremadamente agotadora, igualmente busca tiempo para ejercitarte y mantener tu cuerpo en forma (recuerda que lo verdaderamente importante no es cómo te ves, sino cómo está tu salud) y saludable.

Hemos hablado de los múltiples ejercicios que podrías realizar, pero si eres de las personas que por mucho que quiera realizar algún deporte, igualmente no puede por falta de tiempo, entonces descuida, siempre podrás salir a correr una par de cuadras cerca de tu hogar, te mantendrás activo, te sentirás a gusto con tu cuerpo y puede que te quede gustando, quizás te conviertas en todo un runner.

Tags

Lo Último


Te recomendamos