Wellness

Verdades sobre el ejercicio y el sexo

Muchos mitos rondan la relación que tiene el sexo con el deporte, hoy te contamos 7 de ellos para que veas si son reales, o una completa farsa:

El sexo cuenta como ejercicio

Esta afirmación es falsa, lamentablemente. Algunos estudios indican que el tiempo promedio de una relación sexual es de 25 minutos en total, incluyendo juego preliminar, lo cual equivale a 75 calorías quemadas en total para ellas, y 100 calorías para los hombres.
Podría entonces considerarse como un complemento de tu ejercicio, aunque no te salvará de tu rutina del gimnasio.

Orgasmos durante tu entrenamiento

Esto sí que es real. De hecho se les conoce como coregasmo. Un 40% de las mujeres reconoce haber tenido un orgasmo mientras realizaban ejercicios tales como elevaciones de piernas y ejercicios abdominales. Otras disciplinas también son gratificantes en este sentido, ya que también han ayudado a alcanzar el orgasmo, tales como el levantamiento de pesas (27%), yoga (20%) y ciclismo (16%).

Andar en bicicleta puede dañarte la zona pélvica

Puede ser cierto, aunque solo en algunas ocasiones específicas. Si realizas ciclismo obviamente ejerces algún tipo de presión en esa zona, por lo que en el peor de los casos, y con muy mala suerte, te traería algún tipo de disfunción sexual. Generalmente, el nervio que está encargado de emitir y recibir señales del clítoris puede verse afectado o adolorido. Si recién estás comenzando a montar en bici esto es normal, pero si la molestia persiste trata de buscar algún otro tipo de sillín.

Más sexo, más ejercicio

Mientras mantengas tu vida sexual lo más activa posible podrás tener muchas más ganas y energía para hacer ejercicio, llevar mejores hábitos alimenticios, entre otras mejoras. Durante el coito liberas dopamina, un neurotransmisor que despierta la motivación. Cuando hacer ejercicio también la liberas, ¡por lo que será un círculo de energía del que no podrás salir!

Fuera dolores

Nosotras tendemos a tolerar de mejor forma el dolor que ellos durante el orgasmo. Un torrente de hormonas nos sirven como analgésico natural y es un efecto que incluso puede llegar a durar ¡dos días! Así que sí o sí podrás exigirte mucho más en tu próxima sesión de entrenamiento.

Dormir bien

Esto sí que es verdadero. Cuando tienes un orgasmo, aumentan significativamente tus niveles de oxitocina y prolactina, que aunque no lo quieras, te sumirán en un estado de sopor que mejorará la calidad de tu sueño durante ese periodo. Dormir te hará bien para tus rutinas de ejercicio ya que cuando descansas puedes acelerar la recuperación muscular.

Corazón sano

Mientras más orgasmos tengas, podrás sacar de tu vida por más tiempo las enfermedades cardiovasculares y evitar la diabetes tipo 2, y si estamos más sanos, más ejercicio haremos.

***
Ya te contamos sobre estas siete verdades o mitos que rondan el sexo y el ejercicio. ¿Tú conoces algún otro?¿ Comenzarás a practicar algún tipo de deportes que te asegure un porcentaje de orgasmos gratis? ¡Cuéntanos!

Tags

Lo Último


Te recomendamos