Cómo lograr un balance en tu relación de pareja

La deseada armonía sí es posible, y si bien no todo será felicidad ni discusiones todo el tiempo, un tiempo de armonía siempre le hará bien a tu relación.

La chispa y el enamoramiento que se sienten en las primeras semanas (o incluso meses) de una relación sentimental son sin duda geniales. Allí aprendes a querer y a compartir con alguien más, a conocer a una persona nueva que te encanta. Si pudieras preguntarle a tus amigos si disfrutaron la etapa de enamoramiento, de seguro recibirías sonrisas y buenas respuestas de vuelta, pero ¿y después qué?

Cuando te encuentras en una relación sentimental que lleva un tiempo importante, las discusiones claramente llegarán. No todos los momentos serán momentos geniales, pero lo importante es que aprendas a conseguir un ritmo armonioso en tu relación, a balancear las cosas y no hacer un caos en un vaso de agua, lo que será de mucha ayuda no sólo para la pareja, sino que también para tu sanidad mental.

En las relaciones es necesario estar en balance, es decir compartir aquellas cosas que te gustan y ceder algo en las que te disgustan, puesto que no te encuentras con tu gemelo, sino que con una persona totalmente independiente que piensa y actúa distinta. Si quieres conseguir la anhelada armonía entonces prueba cediendo un poco. No se trata de ceder solamente en cosas importantes, sino que también en rutinarias como por ejemplo la cena. Si a ti no te gusta el sushi por ejemplo, pero a él/ella le encanta, no empieces una discusión por tonterías y comparte con tu apreja aquella comida, puede que incluso ahora si le encuentres mejor sabor.

ss.jpg

© Agnieszka Wozniak/moodboard/Corbis

Un punto importante es no ocultar cosas. No se trata de andar con secretos, pero si crees que tu pareja hizo algo mal, entonces dilo. Él/ella no es un adivino, y si es hombre eso tenlo por seguro. Si dices libremente y sin presión aquellas cosas que te molestan tu pareja lo entenderá y podrán conversar la situación que ambos viven. Confiar y tener un grado de cercanía con esa persona especial sin duda fortalecerá la relación.

Tampoco pienses que él es tú. Muchos caen en una situación en donde creen que al estar mucho tiempo en pareja deben de hacer todo juntos, en cualquier momento. Esto es un grave error, porque ambos son personas independientes que por mucho amor que se tengan deben de hacer cosas distintas, lo que es completamente natural. Un mayor grado de confianza en el otro, reforzará sin duda los lazos y el amor, o acaso ¿no conoces el dicho que dice que para extrañarse más, no hay que estar siempre pegado a la pareja?

Son acciones y actitudes sencillas, pero que pueden hacer la gran y única diferencia. Anímate, deja las preocupaciones de lado y convierte en tu relación en una sana y armoniosa compañía.