Desayunos especiales para correr, de lunes a domingo

La comida más importante del día no tiene que ser aburrida o monótona, sobre todo cuando estamos empezando una rutina de ejercicios.

Hace un tiempo, por los problemas que tuve que con el azúcar, tuve que dejar muchos alimentos de lado. Esto redujo considerablemente las posibilidades que tenía a la hora de prepararme comidas, incluso el desayuno se vio mucho más restringido. Me aburría del yogurth y el queso fresco, así que tuve que buscar diferentes opciones.

Hoy, con la necesidad que tenemos de buscar dietas que nos ayuden en nuestras diferentes rutinas de ejercicio (ya sea que corras o que practiques cualquier otra actividad), traemos 7 ideas que puedes ir adaptando según tus principales necesidades a la hora de correr: una para cada día de la semana.

Lo positivo de estos alimentos es que son habituales en la alimentación de cualquier corredor, que no están hechos a base de comidas preparadas, y que te permitirán jugar un poco más en la cocina, experimentar los sabores y disfrutar de tus preparaciones.

Por otra parte, verás que cuando comienzas a preocuparte de ingerir buenos alimentos, podrás saltarte la dieta de vez en cuando, para así poder controlar la ansiedad que nos producen los productos dulces o salados, te darás cuenta cuál es la porción que tu cuerpo necesita,  y verás que te levantas más feliz y tendrás mucha más energía a lo largo del día.

Lunes: Torta de avena

mealmakesovermom.jpg

(cc)
mealmakesovermoms/ flickr

Ingredientes

  • 2 cucharadas de salvado de avena
  • 1 cucharada de salvado de trigo
  • 1 clara o un huevo entero
  • 2 cucharadas de queso batido light
  • 1 cucharadita de levadura
  • algunas gotitas de edulcorante
  • 1 pizca de canela
  • semillas de amapola
  • esencia de vainilla.

Preparación

Pon en un recipiente el queso con la clara y mezcla. En otro recipiente agrega los demás ingredientes. Junta ambas mezclas y lleva al microondas por 5 minutos. ¿Fácil, no?

Martes: Smoothie de fresas

fd.jpg

(cc) fd/ flickr

Ingredientes

  • 1 taza de leche descremada
  • 2 cucharadas de harina de avena
  • 1 plátano pequeño
  • fresas
  • esencia de vainilla.

Preparación

Lleva todo a la batidora, ¡y listo! Tip: no es necesario que compres harina de avena. Tritura en la batidora dos cucharadas de avena y tienes harina para dos porciones.

Miércoles: Pudín de chía

ljguitar.jpg

(cc)ljguitar/ flickr

Ingredientes

  • 2 cucharadas de semillas de chía
  • 1 taza de leche de almendras
  • medio vaso de jugo de naranja
  • 1 pizca de canela
  • esencia de vainilla
  • almendras y frambuesas para decorar.

Preparación

Mezcla las semillas y la leche en un frasco tapado y déjalo reposar durante la noche. Calienta esta mezcla la mañana siguiente y acompáñalo con tu jugo de naranja.

Jueves: Panqueques

pupol.jpg

(cc) pupol/ flickr

Ingredientes

  • 2 cucharadas de avena
  • 3-4 claras
  • esencia de vainilla
  • 1 pizca de canela
  • 1 plátano
  • arándanos deshidratados

Preparación

Mezcla todo en la batidora y luego divide el batido para hacer tus panqueques. Decora con plátano y arándanos.

Viernes: Waffles

wafflesdeavena660x650.jpg

(cc) Toastwife / Flickr

Ingredientes

  • 2 cucharadas de avena
  • 1 cucharada de queso batido light
  • 2 claras
  • 1 pizca de levadura en polvo
  • esencia de vainilla

Preparación

Bate todos los ingredientes y llévalos a tu wafflera.

Sábado: Linaza y frutos

k.jpg

(cc) Pink Sherbet Photography/ flickr

Ingredientes

  • 2 cucharadas de avena
  • 1 cucharada de linaza
  • pasas, frambuesa y kiwi

Preparación

Porciona todos los ingredientes en un plato y acompáñalos con un café. ¡Delicioso!

Domingo: Desayuno clásico

692739848220cb0114dz.jpg

(cc) hyena-in-petticoats/ flickr

Un desayuno elemental y también delicioso. Sólo necesitas dos rebanadas de pan integral. Tuéstalas y ponles muy poca mantequilla. Acompáñalas con un kiwi, jugo de naranja y café.

Puedes untar las rebanadas de pan con aceite de oliva extra virgen para un sabor asombroso. También puedes acompañarlo con queso fresco o jamón.