Wellness

7 mitos sobre la salud que hay que dejar de creer

¿Crees que estos hábitos están garantizados para tu salud? ¿Segur@?

La verdad es que muchos no somos doctores, ni estamos muy seguros de cómo funcionan ciertas cosas de nuestro cuerpo. Aunque desarrollamos una intuición, siempre tenemos los hábitos y los mensajes que recibimos de manera repetitiva del exterior: “Tienes que hacer ejercicio”, “Toma mucha agua”, son frases que oímos continuamente y que, sí, están llenas de sabiduría.

Mucho de nuestra salud se basa en pequeños rituales que se supone nos mantendrán a salvo y con una salud estable. Sin embargo, hay una buena parte de ellos que en realidad seguimos por tradición y que no están del todo correctos.

1.Ocho horas de sueño

El mito: necesitas 8 horas de sueño
En realidad, aunque los adolescentes sí las requieren, una vez que llegas a los 20, tu cuerpo sólo requiere de 6 horas de descanso. No hay ningún número mágico que pueda predecir cuándo cambian tus patrones de sueño o cuando comenzarás a requerir menos o más sueño. Las horas requeridas de descanso varían mucho de persona a persona y es normal que un adulto requiera de 7 a 9 horas.

La edad tampoco afecta en la calidad del sueño directamente. Puede que sentías que en la adolescencia dormías más profundo, pero no quiere decir que ahora lo hagas peor necesariamente. La clave aquí es poner atención a tus hábitos de sueño: a las cuántas horas te sientes realmente descansado. También hay alguna que otra cosa que influye.

2.Tu nariz no siempre sabe

El mito: se puede detectar una infección vaginal a través de su olor
El olor que desprende la vagina cambia constantemente y muchas veces no tiene nada que ver con una infección. A veces es una variación hormonal, a veces tiene que ver con fluctuaciones en el PH, e incluso con tu actividad sexual. En pocas palabras, tu nariz no puede saber a ciencia cierta si la tienes o no, pero otros síntomas te darán la respuesta. Además de que hay alimentos que te ayudarán a combatirlas.

3.Necesitas multivitamínicos

Mito: si no tomas estas pastillas llenas de nutrientes, seguro morirás o te dará anemia
Los anuncios de este tipo de suplementos parecen alertarnos que es vital tomarlas, de lo contrario seremos víctimas de las deficiencias de nuestros cuerpos. Mientras que no tenemos manera de comprobarlo directamente, a menos que vayamos a realizarnos un estudio de sangre, las compañías farmacéuticas tampoco.

Es mucho mejor una dieta balanceada y variada que tomar estas vitaminas. Se corre el riesgo de incluso, tener demasiado de algunos nutrientes, lo cual de ninguna manera es bueno.

4.Higiene dental

El mito: El objetivo de la higiene dental es limpiar tus dientes
Es en realidad la punta del iceberg. Es bueno mantener los dientes limpios para evitar que se piquen, pero al cepillarlos estimulas tus encías, algo clave para mantenerlas sanas. El no tener una higiene dental está relacionado con, por ejemplo enfermedades en la garganta.

5.El ejercicio es direccionado

El mito: puedes hacer sentadillas u abdominales extras para bajar la grasa en ciertas zonas del cuerpo
En realidad, cuando haces un ejercicio en cierta parte del cuerpo estás haciendo un músculo mucho más fuerte en ese punto. Sin embargo, esto no quiere decir que perderás grasa en la misma. La distribución de la grasa en el cuerpo es genética. Y aunque puedes aumentar la pérdida de la misma a través del ejercicio aeróbico, lo harás de manera uniforme, no sólo en un área.

6.La todo poderosa vitamina C

Mito: La vitamina C puede curar y prevenir casi todos los resfriados
Aunque agregar un multivitamínico a tu dieta parezca la mejor prevención, los estudios han descubierto que en realidad no previene los resfriados. Lo que es cierto, es que hace que esas enfermedades respiratorias sean un poco más cortas.

7.Desintoxicación

Mito: es necesario desintoxicar el cuerpo de vez en cuando para mantenerse sano.
Tu cuerpo es capaz de realizar ese proceso de desintoxicación, no necesitas hacer nada extra ni tomarte unos días de ayuno para que suceda. Lo que sí puedes hacer es bajarle a esa comida que te hace daño, o tomar un poco menos de alcohol.

Fuente: Refinery29

Tags

Lo Último


Te recomendamos