Días lluviosos afectan nuestro sueño

Estudio sugiere que los días de lluvia hacen que durmamos peor. ¿A qué podría deberse?

¿Eres de esas personas a las que los días de lluvia les parecen sumamente inspiradores? Hay una fijación con ellos, muy extendida. Sin embargo, un grupo de investigadores demostraron hace poco la lluvia afecta nuestro sueño.

El estudio se llevó a cabo en el Laboratorio del Sueño de la Universidad de Rochester (Nueva York). La conclusión es que en temporada de días soleados, dormimos durante más tiempo y más profundamente que cuando llueve.

Los científicos emprendieron un experimento de 105 días consecutivos, que fueron contrastados con datos metereológicos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos.

Así, se dieron cuenta de cuando caen aguaceros, durante el día o la noche, nos levantamos más aletargados de la cama y usamos menos energía a lo largo de la jornada. Eso es lo que nos impide un descanso pleno la siguiente noche. En tiempo de días soleados, en cambio, nos levantamos temprano y, por la noche, estamos agotados, así que caemos como tablas.

Se cree que el hecho se relaciona con los niveles de serotonina en nuestro cuerpo. Esta hormona, relacionada con el bienestar, suele estar regulada por la luz del sol. Si el día es gris y lluvioso, nuestro nivel de serotonina baja drásticamente, de modo que perdemos vitalidad, nos sentimos somnolientos.

Sin embargo, si queremos dormir mejor, no sería buena idea culpar a la lluvia. Convendría más adoptar algunos buenos hábitos, como tener una rutina, respetar horas de sueño, hacer ejercicio y comer bien. Incluso algunos especialistas sugieren que dormir menos nos hacer dormir mejor.

Y ya que estamos en éstas, te recomiendo que eches un vistazo a los mitos más comunes en torno al sueño. Te sorprenderás.