Cuando tienes hambre, te enojas más con tu pareja

Eso concluyó una investigación donde utilizaron muñecos de vudú en una peculiar dinámica.

Aceptémoslo, ya sabíamos que estar hambrientos, a veces, nos pone irritables (y a otros hasta los hace feministas), porque “el hambre es canija, pero más el que la aguanta”, dicen. De hecho en inglés tiene su propia expresión que es “hangry” (hungry + angry).

Para quienes aún les cuesta creerlo, los investigadores de la Universidad de Ohio traen un estudio bajo la manga, en donde midieron el enojo que experimenta una muestra de participantes cuando sus niveles de azúcar son bajos, pero no hacia cualquier extraño sino con sus parejas y de una manera bastante inusual: les dieron un muñeco de vudú que representaría a sus esposos(as) y 51 alfileres en donde pincharían cada vez que se sientan disgustados con ellos.

Las instrucciones que les dieron, mientras sus niveles de glucosa fueron monitoreados, es que por las noches pincharan los muñecos dependiendo de qué tan enojados estaban con su cónyuge, esto significa que a mayor número de alfileres, mayor era su coraje contra ellos.

Al término de tres semanas la dinámica fue evaluada, y los resultados que obtuvieron fue que los participantes con baja azúcar son los que habían “apuñalado” más a los muñecos, al menos el doble que quienes manejaban niveles más altos de glucosa.

El psicólogo Brad Bushman, encargado de la investigación, sugiere que las personas se muestran agresivas cuando tienen hambre:

Lo que podemos concluir es que la glucosa es el alimento del cerebro para ejercer el autocontrol. Y cuando los niveles de glucosa de las personas son bajos, su capacidad para auto-controlarse es menor. El mensaje de este estudio es: asegúrate de no tener hambre cuando debas tratar temas cruciales con tu esposo(a).

¿Qué piensas al respecto? De todos modos, no estaría mal cargarse un dulcito o una barra de cereal en la bolsa, si crees que con el estómago vacío eres más susceptible a enojarte con los retos cotidianos, y así llegar en buenos términos con tu pareja al final del día.

Fuente: NPR.org