Las mujeres fingen orgasmos para mejorar su placer, según estudio

De imaginarlo y creerlo, a un paso para obtenerlo.

Recientemente, el Journal of Sexual Archives publicó el estudio “La escala en fingir orgasmos: propiedades psicométricas” donde entrevistaron a 481 mujeres heterosexuales para enumerar las razones por las que fingen orgasmos.

Los motivos principales son cuatro:

  1. Altruismo. Para no herir los sentimientos de su pareja.
  2. Miedo e inseguridad. Como una manera de mantenerse a salvo de una experiencia negativa.
  3. Aumentar su excitación. Mejorarla a partir de fingir placer.
  4. Poner fin a la relación sexual.

Además de enlistar estas razones, el estudio sugiere que fingir orgasmos no siempre tiene que ver con un asunto de sumisión a las necesidades del hombre, sino una alternativa para mejorar la experiencia placentera, pues según la investigación el 80% de las mujeres lo siguen haciendo.

Aludiendo al poder de la mente, la conclusión se orienta más a la idea de pensar positivo al respecto, enfocándose para no solo poner fin a la sesión sino llegar al final. Erin Cooper, uno de los autores de la publicación, reitera que:

La decisión de fingir orgasmos  por este motivo ya no tiene que ver con los hombres y su experiencia sexual. Más bien, es una estrategia más que las mujeres usan como herramienta para mejorar su propia experiencia.

Dejando a un lado el estudio y sus conclusiones “alentadoras”, también parece un poco decepcionante que actuar como si estuvieras disfrutándolo sea una vía para lograrlo; vaya, una cosa es pensar positivo y otra echar mano del cómo sería gozarlo en teoría en vez de ir por el camino del verdadero autoconocimiento.

Y si en vez de fingir, ¿por qué no hacer simplemente aquello que nos prende realmente y no prendernos con lo que se supone “nos excita”, actuando conmociones que muchas veces son incontrolables?, ahora ¿el placer falso se parece al real o al de las películas de Hollywood? Y por último, otra duda: ¿cómo se finge un orgasmo?

Fuente: Huffpost