Beneficios del estradiol en las pastillas anticonceptivas

Es químicamente idéntico al que produce la mujer en forma natural, permitiendo niveles de seguridad más altos y mayor tolerancia.

La famosa “píldora” que irrumpió en los años 60 dando a las mujeres el poder de decidir cuándo tener hijos, sigue siendo hoy la primera alternativa entre las mujeres chilenas para evitar el embarazo. En 2013 se vendieron más de 7 millones de anticonceptivos orales combinados en farmacias del país, siendo los de cuarta generación los que lideran las ventas. Este año una nueva generación de pastillas, más seguras y naturales, promete conquistar el mercado de los anticonceptivos.

Entre los anticonceptivos orales combinados se distinguen los de segunda, tercera y cuarta generación, siendo estos últimos los que más se venden en Chile, superando los 2 millones 891 mil unidades en 2013. “La mujer está dejando los anticonceptivos más antiguos y está ocupando los más nuevos, que tienen beneficios adicionales a la anticoncepción, como disminuir el acné, la seborrea, los síntomas del síndrome pre menstrual”, explica Claudia Cuellar, gerente de productos Línea Ginecológica de Andrómaco.

En este contexto llegan al mercado las píldoras de última generación, en que por primera vez se tiene un anticonceptivo con estradiol en lugar de etinilestradiol. El estradiol es una hormona femenina químicamente idéntico al que produce la mujer en forma natural, permitiendo niveles de seguridad más altos y mayor tolerancia. Contiene además un progestágeno muy similar a la progesterona natural, nomegestrol, y “se ha postulado que la combinación de estradiol y nomegestrol puede estar asociado a un menor riesgo de efecto tromboembólico, aunque todavía faltan estudios que puedan determinar tal diferencia”, explica la ejecutiva.

Según datos del IMS Health a diciembre de 2013, las ventas de anticonceptivos orales combinados alcanzaron los 7.392.608 unidades, un 3% más que el año anterior, superando ampliamente otras alternativas como los inyectables, que escasamente alcanzaron las 500 mil unidades; el anillo vaginal, con alrededor de 346 mil, y el parche, con 139 mil unidades.

Lo que sí está claro es que tienen un bajo impacto en los parámetros hepáticos y metabólicos, es decir, no afecta el perfil lipídico ni el metabolismo de la glucosa. En el caso de uno de sus productos, Naturel, explica Cuellar, “los estudios señalan que los sangrados menstruales son más cortos y más ligeros, incluso hay un porcentaje de mujeres que cae en amenorrea, cercano al 30%, que no tiene sangrados mensuales, lo que puede ser muy positivo para mujeres por ejemplo que desarrollan profesiones como bailarinas, deportistas, auxiliares de vuelo y otros”.

Además, regula los periodos menstruales, ayuda en los tratamientos para evitar el sangrado abundante (menorragia), períodos dolorosos (dismenorrea), tratamiento de la endometriosis, entre otros.

Fuente: reproductivefacts.org