Implante provoca orgasmos con sólo apretar un botón

Esta máquina del clímax produce orgasmos instantáneos: mucho más que un vibrador.

No se trata de un sex toy sino de una máquina de orgasmos. Algunos la llaman Insta-gasm, porque te hace llegar al clímax de inmediato: basta con oprimir un botón. Igual que los primeros vibradores de la historia, fue inventada por un médico (un cirujano de Carolina del Norte). El propósito: que las mujeres alcancen orgasmos instantáneos.

Este aparato va más allá de los vibradores disfrazados de lápices labiales y de los juguetes multifuncionales. De acuerdo con Daily Mail, está equipado con electrodos que estimulan la médula espinal femenina, conectados con un generador de señales, implantado en la piel de la cintura baja. Mediante un control remoto, la mujer puede decirle al implante cuándo exactamente debe producirle un orgasmo.

implantedeorgasmos.jpg

El nombre del médico es Stuart Melroy y la compañía que le ayudó a desarrollar el invento, Medtronic, con base en Minneapolis, se especializa en tecnología médica. En este caso, el proyecto fue creado para solucionar problemas sexuales específicos.

Como podrán imaginarse, la máquina del clímax no puede comprarse en sex shops ni en tiendas cercanas, no es un juguete ni está recomendada para todas las mujeres. De hecho, el implante en cuestión requiere un procedimiento quirúrgico.

El doctor Melroy dice que la tecnología es tan invasiva como un marcapasos, por lo que debe ser empleada sólo cuando las mujeres son incapaces de llegar al orgasmo mediante el procedimiento natural. Es decir que ninguna mujer es candidata a la operación sin una evaluación previa. Se trata de un remedio para la disfunción sexual cuando ésta es diagnosticada por especialistas.

Mientras algunas mujeres son multiorgásmicas, otras lo tienen un poco o bastante más difícil. Ahora, por lo visto, existirá la posibilidad de someterse a cirugía para alcanzar el orgasmo. Bien por el médico que desarrolló la propuesta. Hay un poco de dolor de por medio, pero supongo que valdrá la pena.