App enseña a hacer un cunnilingus lamiendo el móvil

Si te parece buena idea lamer la pantalla de tu móvil para darle un mejor sexo oral a tu novia, esta app es para ti.

¿Quién dijo que tus dedos son la única forma de interactuar con la pantalla touch de tu celular? Por si no te basta con nuestro “Manual de sexo oral para complacer a señoritas“, la aplicación Lick promete entrenar a tu lengua con unos cuantos trucos para mejorar tus aptitudes cunnilingüisticas. Mejor sexo oral para ella, una lengua especializada para ti. Parece chiste… y tal vez lo sea.

El verdadero objetivo de esta app, de acuerdo con Christopher P. Allik, su creador, tiene que ver con iniciar una conversación entre el ser humano y el artefacto, mucho más que con el cunnilingus en sí:

¿Creemos que serás un mejor amante gracias a Lick? No. ¿Creemos que representa un interesante abordaje a las interacciones computarizadas del ser humano y que hará a las gente pensar en su sexualidad, incuso comenzar un diálago? Totalmente.

Lick fue desarrollada en San Francisco, por el equipo creativo de Club Sexy Time, una especie de estudio especializado en apps divertidas. La idea surgió de un proyecto en el Museo Salvador Dalí, pues Allick y sus colegas atravesaban por una “etapa surrealista”.

Primero pensaron en hacer una aplicación llamada “The Lick Oympics”, pero Pablo Rochat, co-diseñador de Lick, pensó que era mejor generalizar el concepto, para atraer a más usuarios dispuestos a lamer su smartphone.

La propuesta de cubrir de lengüetazos la pantalla del móvil suena un poco desagradable. De hecho, me hace pensar en esas apps que convierten el smartphone en vibrador para estimular “partes específicas del cuerpo”, una idea que también me parece poco higiénica, poco funcional.

Por eso, Club Sexy Time recomiendo cubrir la pantalla del teléfono con plástico antes de comenzar el entrenamiento, que consiste en tres ejercicios diferentes para la lengua: movimientos giratorios, movimientos de arriba hacia abajo y presión de un punto determinado reiterativamente.

La aplicación es gratuita y no tiene que descargarse, basta con visitar el sitio web desde el móvil. ¿Qué les parece: divertido, absurdo o desagradable?

Fuente: Mail Online