Las mujeres exitosas se levantan temprano

5 cosas que vale la pena hacer antes de las 8 de la mañana.

Las primeras horas de la mañana sufren de incomprensión. Casi todos nos quejamos cuando nos vemos obligados a levantarnos temprano, pero cuando lo hacemos somos mucho más productivos.

De hecho, el lapso que va de las 6 a las 8 am es definitivo para lograr una buena jornada de trabajo y, practicando algunos hábitos, se puede lograr un mejor desarrollo personal, según especialistas.

Jennifer Cohen, asesora y entrenadora personal de altos ejecutivos estadounidenses, asegura que empezar el día temprano “es bueno para la salud en muchos sentidos, además de ayudar a la proactividad y productividad”. Le creo. Es decir, tengo fe en las mañanas, tal vez por el silencio y la calma que comienzan a romperse de las 8 am en adelante.

Por eso, de acuerdo con los consejos de Cohen, y con toda la convicción de la que soy capaz, te recomiendo que intentes incorporar estos 5 hábitos en tu rutina, y que los practiques, de ser posible, antes de que den las 8.

  1. Medita. La meditación funciona mucho mejor cuando te acabas de levantar. No es necesario ninguna técnica elaborada: con 5 minutos de respiraciones profundas, tratando de concentrarte en un punto específico sin distraerte, es suficiente. Si no tienes ni idea de cómo meditar, checa estos tips.
  2. Toma un desayuno saludable. Lo peor que puedes hacer es comenzar a trabajar con el estómago vacío. Comer por la mañana te ayuda a mantenerte alerta y es una forma agradable de comenzar el día. Para algunos, además, es un ritual que ayuda a conectar con la familia, aunque sea durante unos minutos.
  3. Haz ejercicio. Una rutina de ejercicio por la mañana es de lo más útil para comenzar de buenas y darle impulso a la jornada. No tiene que ser nada muy complicado ni costoso: salir a correr o a caminar es buena idea. Intenta por lo menos con unos 15 minutos de flexiones o estiramientos. Un baño y estarás lista para lo que haya que enfrentar.
  4. Planea tu día. La mañana es el mejor momento para organizarte y trazar objetivos, porque durante las primeras horas la reflexión es más efectiva, se puede establecer prioridades con facilidad. Cuando planifiques, no olvides considerar los descansos (indispensables).
  5. Empieza por el trabajo duro. Lo peor de tu lista de pendientes: eso es lo que hay que hacer primero. Así te ahorrarás un montón de estrés y angustia a lo largo del día. Por la mañana piensas mejor y tienes más energía, así que la tarea será más llevadera que cuando sea la tarde y estés agotada.

Piénsalo: si te levantas a las 6 de la mañana tendrás tiempo de hacer todo lo anterior antes de irte a la escuela o el trabajo. Claro que para lograrlo tendrás que acostarte temprano, pero también para eso podemos darte algunos tips.

Intenta estos 5 hábitos durante dos semanas y verás que los resultados bien valen la pena. Ah, y no dejes de contarnos cómo te fue.