Expertos nos aconsejan de lo que trata el sexo real

Algunas lecciones que no nos enseñaron en la escuela (y deberían).

La educación sexual, hablando propiamente de la que se da en las escuelas y en las casas, es un debate con una fuerte carga cultural. Por muchos años se ha preferido promover la abstinencia y conservar tabúes, que aleccionar abiertamente a niños y jóvenes; por lo general no se va más allá del cómo usar el condón y prevención de embarazos, y muy poco se expone el sexo como una vía para el placer, para disfrutarse con plenitud, libertad y responsabilidad.

Sobre el tema, el sitio Salon.com hizo una recopilación de los mejores consejos dados por expertos que nos hubiera gustado escuchar antes:

Tu primera vez es solo el inicio de tu educación sexual

No se puede perder la virginidad porque ni siquiera existe. Mejor intenta verlo todo como un proceso natural del desarrollo sexual humano que incluye diferentes experiencias con nosotros mismos y nuestras parejas a lo largo del tiempo. (Dr. Ruth Neustifter)

Las reglas de género limitan el placer, siéntete libre de explorar

No hay nada más limitante que el hecho que te digan con quién sí y con quién no debes tener relaciones sexuales. Soy partidaria de que estas cuestiones frenan la iniciativa para explorar qué nos gusta, basta de estigmatizar o estereotipar a un género, si nos quitáramos estas barreras no sólo nos ayuda a definir nuestra identidad, sino también a aceptar y entender a otros. Para disfrutar del sexo no es necesario, como en los sanitarios, rotular si es para hombres o mujeres.

La comunicación es clave para el buen sexo

Así como para todo, hablando se entiende la gente: en el sexo es una regla de oro. Mientras no exista un lector de mentes, comentar lo que nos gusta y lo que no, así para obtener retroalimentación por parte de nuestra pareja son esenciales. A mayor apertura a la comunicación obtendremos mejores resultados en nuestras relaciones.

El sexo es aprender lo que te gusta

No te desanimes si la primera vez no resulta perfecta. Conocer la parte que más nos gusta del sexo lleva tiempo, es imposible saberlo en las primeras veces; se trata totalmente de un asunto de práctica.

Que las expectativas no limiten tu placer

El bombardeo mediático y publicitario actual es todo menos una guía apegada a la realidad sobre lo que es el sexo, en especial el porno; pero no solo se refiere al sexo estereotipado, también a aceptar que nuestra experiencia no tiene que parecerse a las de otros. El experto Rich Juzwiak aconseja salir de esa zona de confort y abrir nuestra mente, en términos sexuales.

El sexo seguro es un acto de confianza y respeto

No solo se trata de cuidarse para evitar enfermedades, infecciones y embarazos. Debemos sentirnos seguros y confiados, emocional y mentalmente. No es necesario que ames a tus parejas sexuales pero sí respetarlos y respetarte a ti mismo (Feminista Jones)

Sexo es mucho más que penetración

De las mejores lecciones que no nos enseñaron y que aprendimos en la práctica. Sabemos que existen muchas clases de sexo, y mejor aún, múltiples formas de obtener placer, y el coito solo es una de muchas, ¡muchas!

No todo el mundo tiene más sexo que tú

El hecho de que una persona se defina sexualmente activa, no significa que tiene tanto sexo como cree. Si estás en una relación, es probable que tengas más sexo, sin embargo también se puede dar el caso de que no sea mucho como crees, todo depende del significado que le atribuyas a ser activo.

La sexualidad es fluida y divertida

La orientación es una preferencia de identidad, puedes elegir a quien quieras y cambiar de opinión las veces que quieras. No te permitas encasillarte, ni dejes a otros que lo hagan. (Joshua Rosenberger)

El sexo puede ser incómodo a veces, y está bien

Las personas necesitan entender que el sexo es divertido; a veces incómodo y a veces no resulta como lo planeamos. Hay tanta presión alrededor del sexo, sobre cómo debe verse y sentirse que los puede llevar a sentirse decepcionados. (Joshua Rosenberger)

En definitiva, el sexo es un asunto de explorar y experimentar ¿Por qué no nos lo dijeron antes?

Fuente: Alternet