Prohibido hablar del peso en la cena de Año Nuevo

Muy probablemente se nos enseñó a no hablar de política, sexo o religión en la mesa. Bueno, ahora los psicólogos aconsejan dejar el tema del peso también para otra ocasión.

¡Ay qué delicioso, pero no puedo comerlo, engordaría mil!, ¿Saben cuántas calorías tiene ese pastel?, ¿Se lo van a comer.? ¡Tengo que empezar con mi propósito de adelgazar ahora.! Prohibido mencionar este tipo de frases en cualquier cena de fin de año chicas. Además de que no es recomendable por obvias razones (¡están cenando!) puede resultar ofensivo, asegura Josh Klapow, profesor asociado de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Alabama, en Birmingham.

La mayoría de personas saben cuando han engordado. En lugar de apuntar a algo que podrían saber muy bien, sea un modelo de rol, aconsejó Klapow en un comunicado de prensa de la universidad. Puede dar el paso de comenzar a comer sano y a hacer ejercicio. Que el enfoque sea usted mismo, y deje que imiten su conducta.

Ya habrá tiempo y momento para compartir tips sobre alimentación y/o quejarnos de lo que nos gusta o no porque “nos engorda” no precisamente cuando se están compartiendo los alimentos. Al contrario, es momento de disfrutarlos como nunca, pues por lo general lo hacemos acompañados de las personas que más queremos, quienes no necesitan nuestra desaprobación sino nuestro apoyo y disfrutar momentos juntos que van más allá del tema del peso.

Ahora bien, no es un pretexto para llenarnos de comida, no es lo que queremos decir. Estas fechas son perfectas NO para bajar de pesos sino para mantenerlo. Aquí algunos consejos de expertos para mantenernos en forma durante las vacaciones:

  • Limítate a las comidas que realmente sean tus favoritas en esta época del año, y prescinde de lo demás.
  • Provee bebidas bajas en calorías, como el agua, para ayudar a reducir la cantidad de comida que la gente consume.
  • Sirve comidas en porciones en lugar de comer en estilo familiar. Esto ayudará a evitar las repeticiones, sobre todo de las comidas con más calorías, como los dulces y los postres.
  • Duerme bastante. “Nadie debe prescindir del sueño”, enfatizó Kitchin. “Los estudios han mostrado que uno quizás coma más en exceso si no duerme lo suficiente, y también hay más probabilidades de enfermar”.

Todo en equilibrio siempre, disfruten su cena, coman rico, saludable y pasen buenos momentos con sus seres queridos. Ya habrá tiempo para lo demás.