logo
Wellness 11/12/2013

Zumba y pilates: claves para evitar lesiones con estos completos y efectivos ejercicios

Desarrollar un calentamiento previo y posterior al ejercicio, utilizar zapatos de baile en vez de zapatillas y mantener una correcta postura de la columna, son algunas de las recomendaciones para mantenerse alejados de las complejas lesiones, en la práctica de éstas actividades.

 

 

Imagen foto_0000002220131211190229.jpg

Entre las distintas alternativas que existen hoy para preparar el cuerpo ante el verano, realizar actividad física de manera entretenida y en ocasiones de bajo impacto para el organismo, sin duda una de las preferencias. Es el caso de la zumba, ejercicio aeróbico en base a baile y coreografías, y pilates, combinación de ejercicios que fortalecen la mente y cuerpo, ambas disciplinas que buscan mejorar el aspecto y rendimiento físico, y que tienen la opción de ser practicadas por personas de casi todas las edades.

 

Para disfrutar a fondo de ambas actividades, es necesario abordar la preparación que se debe considerar al realizarlas, teniendo en cuenta que, si bien se trata de actividades de menor impacto, de igual forma pueden provocar lesiones si se realizan mal o sin la supervisión médica correspondiente.

 

Para hablar de las principales lesiones que se pueden generar en la práctica de estas actividades, el traumatólogo especialista en medicina deportiva de Clínica Vespucio, doctor Gonzalo Umaña, advierte sobre sus características y entrega recomendaciones para evitarlas.

 

En la práctica de la zumba, un sistema de baile dinámico, que combina ejercicios rápidos y lentos, el especialista manifiesta que con frecuencia es posible presentar diversas complicaciones que van desde “los calambres y desgarros musculares, la fascitis plantar (inflamación del tejido en la planta del pie) hasta los esguinces (torceduras) de tobillo o rodillas, lesiones meniscales de rodillas y la bursitis de cadera o rodillas (inflamación en las articulaciones)”, señala el especialista.

 

Desarrollar un calentamiento previo y posterior al ejercicio, estirar sus extremidades antes y después de la rutina, utilizar zapatos de baile en vez de zapatillas, “debido a que sus plantas no se adhieren al suelo, permiten realizar giros y su contextura es más flexible. También hay que evitar sobreentrenarse y por último, evitar ir a clases demasiado congestionadas debido a que muchas veces se producen lesiones entre los participantes por la realización de un movimiento indebido en un espacio reducido”, argumenta.

 

El método de entrenamiento pilates, que busca una armonía y equilibrio muscular trabajando sobre el tronco inferior (abdominales, lumbares, músculos de las caderas y nalgas) tiene un impacto sobre el organismo más reducido que la zumba, “no obstante también puede generar lesiones”, afirma el doctor Umaña.

 

Las principales lesiones al practicarlo se desarrollan en la espalda. “Los lumbagos o dolor en la espalda baja (zona lumbar) y la dorsalgia, que es el malestar en la zona dorsal o alta de la espalda. Para prevenir estos, también es necesario el calentamiento previo y posterior a la realización del ejercicio, evitar los movimientos bruscos y desarrollar una correcta postura de la columna”, dice.

 

El traumatólogo de Clínica Vespucio comenta que pese a que estas actividades puedan ser menos invasivas para el organismo que los deportes de alto impacto en las articulaciones como el tenis, o el básquetbol, por mencionar algunos. Es fundamental que las personas puedan realizarse una evaluación médica para determinar el estado de su cuerpo para enfrentar el desarrollo de algún ejercicio y así poder escoger técnicamente el más adecuado para sus condiciones físicas.