logo
Wellness 03/12/2013

Hombres infieles serían poco evolucionados según estudio

Los que prefieren la monogamia son capaces de adaptarse a la “novedad evolutiva”.

Por : Denisse Leigthon

La infidelidad es un tema que preocupa a la mayoría de los que eligen la monogamia como estilo de vida. Pero hay algunos que se comprometen a seguir este camino y sin embargo no son capaces de respetarlo.

Una cosa es no respetar acuerdos y la otra es tener un problema intelectual ligado a la infidelidad. Pues bien, el psicólogo evolutivo de la Escuela de Economía y Ciencias Políticas de Londres, doctor Satoshi Kanazawa aseguró mediante un estudio que mientras más inteligente sea un hombre este será menos infiel.

De acuerdo a la investigación los hombres fieles serían más “evolucionados” ya que a lo largo de la historia del ser humano han sido más bien polígamos, pero en el mundo contemporáneo la monogamia es la tendencia. Entonces quienes logran entender y practicar este estilo de vida serían personas con mayor capacidad de adaptación a los términos evolutivos.

“La teoría predice que los hombres más inteligentes valorarían más la exclusividad sexual que los menos inteligentes”, comenta a la prensa el autor.

El doctor agrega que los hombres que se dicen liberales, ateos y fieles tienen coeficiente intelectual mayor a los creyentes e infieles.

¿Qué pasa con las mujeres?

La humanidad ha mantenido a las mujeres relegadas al mundo privado, dedicada a las tareas del hogar y los hijos. En general, incluso en sociedades polígamas, nuestro género ha sido sometido a la exclusividad sexual con un solo hombre. Obviamente, hay mujeres que se han liberado y elegido su propio estilo de vida, pero la sociedad critica y castiga duramente la infidelidad femenina.

De acuerdo al estudio las mujeres no estarían sometidas a la regla de mientras más infieles menos evolucionadas. Como las mujeres en general a lo largo de la historia de la humanidad han sido monógamas este estudio no aplica.

La investigación apareció en Social Psychology Quarterly.

Fuente: bbc.co.uk