Las 50 sombras de Grey mejora la vida sexual de las mexicanas

Este es un libro que además de despertar pasiones, parece estar despertando a las “diosas interiores” de muchas mexicanas.

¿Quién no se ha sentido intimidada al pasar cerca de una sex shop? Creo que gran parte de ese mundo está creado, diseñado y disfrutado por hombres. Por mucho que una chica quiera un dildo, un pene gigante, venoso y agresivo no es necesariamente lo que uno busca para disfrutar de sí misma en las comodidades de su soledad (y honestamente, algo más perturbador que un pene es uno que viene sin cuerpo, piénsenlo).

Entre eso y la prevalencia de una cultura conservadora católica en México, no muchas mujeres hablan de sexo o de sus experiencias sexuales. Rara vez con amigas. Así que cuando surge un libro que ayuda a que muchas se pongan en contacto con su lado sexual, como sucede en 50 sombras de Grey, o la trilogía erótica del año, seguro se forma una revolución.

Seguro, a las chicas que no somos tan conservadoras no nos parece tan revelador, pero parece ser que la diosa interior (o la vagina de Anastasia Steele) ha ilustrado a las mujeres para disfrutar y ser más exigentes con sus relaciones sexuales, vaya, incluso para conocerse mejor en este ámbito.

50shadedeviant.jpg

© ToriaChernenko | Deviantart

Al menos 4 de cada 10 de las encuestadas dijo que ahora es más exigente en sus relaciones sexuales; una de cada 4 tiene relaciones sexuales de forma más frecuente y una de cada 3 intenta cosas nuevas con su pareja.

La influencia de las 50 sombras en números:

48% de las lectoras afirmó que ahora viven su sexualidad de forma más placentera, sin represiones o con la mente más abierta.
40% también se animó a usar por lo menos un juguete erótico, cosa que nunca habían intentado
53% coincidió en que tras leer al menos uno de los libros “se despertó su autoconocimiento como mujer”.
49% de las lectoras destacó que lo que más les gusta de Grey es su personalidad y que es “protector” (¿Acaso estaremos hablando del mismo libro?)

En la encuesta participaron más 8 mil mujeres mexicanas, entre 18 y 55 años, y esta tiene una confianza del 95% (porcentaje que es necesario también en las relaciones sexuales). Y bueno, ya sabíamos que el libro ha tenido un gran impacto a sus fanáticas. Quienes, por ejemplo, además de experimentar mejor el sexo, reunieron 77 mil firmas para que los actores de los personajes principales fueran sustituidos por unos que fueran más de acuerdo a su imaginario.

No sé si esto me preocupa porque el libro ilustra ciertas cuestiones del Sadomasoquismo de una manera peculiar. Por ejemplo, no creo que las personas que disfruten de este tipo de placeres estén dañadas. Tampoco me gusta lo del contrato. En una relación consensual, cualquiera de los involucrados tiene derecho de decir que no en cualquier punto de la misma. Loque es más, en una de sadomasoquismo, las dos personas deben estar 100% informadas de lo que va a pasar y totalmente de acuerdo. ¡No puede haber tantas sorpresas! Y definitivamente, no puede haber tanta mala comunicación y agresión pasiva en la cuestión.

De cualquier manera, para explorar tu sexualidad nunca es tarde. Mientras sea en confianza y entre los dos, cualquier cosa vale.

Si leyeron el libro, ¿Ha influido en sus relaciones sexuales?