Los hombres también fingen orgasmos

Mientras más edad, las posibilidades de mentir sobre el clímax es mayor.

Decir que muchas mujeres fingen orgasmos no es ninguna novedad y es que con el pasar de los siglos recientemente las féminas han dejado fluir sus bajos instintos, han permitido que su libidinosidad fluya natural sin remordimientos ni culpas. Y con el pasar de las generaciones algunas fingieron, mientras otras los ocultaron en ahogados gritos de placer para no parecer una vulgares.

Sin embargo, ahora el mundo cambió y las mujeres exigen ser complacidas o al menos tratadas con más consideración a la hora de enfrentarse al sexo y la sexualidad. El problema es que ahora son los hombres quienes se sienten presionados al punto de no soportar las presiones para lograr un alto rendimiento entre las sábanas.

De acuerdo a una encuesta realizada por DatingAdvice.com, 22% de los entrevistados aseguraron haber fingido orgasmos. El Psicólogo, Seth Meyers -autor del estudio- comentó a NBC News que “la razón principal de que los finjan es para no tener que hablar sobre cualquier posible problema sexual. El temor de no tener orgasmos y tener que decirle la verdad a su pareja podría generar ansiedad y comenzar una discusión”.

Pero definitivamente son las mujeres las que llevan la delantera en este tema ya que aún se baraja un gran porcentaje de chicas que fingen. Se cree que sería entre un 50% y 80% de las mujeres las que mienten a la hora del clímax que nunca llegó.

Como anexo les cuento que otra encuestra realizada por la misma página informa que los hombres divorciados serían mucho más propensos -67% más- a fingir orgasmos que los solteros. 33% de los hombres mayores de 25 años a 34 años, dijo que han fingido placer sexual, mientras que sólo el 12% de los jóvenes entre 18 a 24 años de edad, lo habrían hecho.

La verdad es que no debería haber nada de malo a la hora de conversar entre parejas lo que está ocurriendo y si las cosas están funcionando o no. Creo que es el momento de abrir sinceramente el diálogo entre quienes se aman y no tener miedo de mostrarse tal cual somos.

Fuente: huffingtonpost.com