Por qué los hombres son infieles

Parece que no tienen muchas ganas de controlar sus impulsos sexuales, a diferencia de nosotras.

De acuerdo a un estudio realizado por la Universidad de Texas A & M los hombres serían mucho más infieles que las mujeres porque no controlan sus impulsos sexuales.

Primero pidieron a 70 hombres y 149 mujeres que contaran cómo han reaccionado a las tentaciones sexuales a lo largo de su vida. Natasha Tidwell, una de las investigadoras informó que gracias al estudio descubrieron que “cuando los hombres se reflejaron en su comportamiento sexual del pasado, comentaron que experimentaron impulsos relativamente fuertes y actuaron sobre ellos con mayor frecuencia que las mujeres”. Sin embrago, cuando hablaron de autocontrol la diferencia no era tan grande. Ambos géneros puedes utilizar la conciencia de igual manera si es que así lo desean.

“Los hombres tienen un montón de auto-control, tanto como las mujeres. Sin embargo, si los hombres no usan el autocontrol, sus impulsos sexuales pueden ser muy fuertes. Esta es a menudo la situación en la que se produce el engaño”, comentó Paul Eastwick -coautor del estudio-.

Los mismos investigadores realizaron otro estudio donde reclutaron a 326 hombres y 274 mujeres. Les mostraron fotos de personas atractivas y otras no tanto. Luego les preguntaron si estarían interesados en tener una relación amorosa con quien aparece en la imagen. Además de las fotos, incluyeron información personal para provocar más o menos interés al encuestado de acuerdo a sus gustos y preferencias.

La respuestas fueron muy interesantes. Según el estudio, los hombres eran más propensos a aceptar a las personas atractivas sin importar sus preferencias de hábitos y gustos. O sea, no se preocupaban si eran compatibles o no sino más bien solo les importaba cómo se veían. Muy diferente a lo que respondieron las mujeres.

O sea que este estudio viene a probarnos de alguna forma que los hombres son más infieles por impulsos mientras que las mujeres piensan más la situación.

¿Qué opinan ustedes?

 

Fuente: Huffingtonpost