logo
Los peligros que no conocías de la sal y alimentos que la tienen en exceso
Wellness 29/08/2013

Los peligros que no conocías de la sal y alimentos que la tienen en exceso

Cocinar sin sal, retirar el salero de la mesa y sazonar las ensaladas con hierbas y especias son algunas de las recomendaciones de alimentación para personas que sufren hipertensión. Se estima que uno de cada tres chilenos sufre de esta preocupante condición, que es un peligroso factor de riesgo de enfermedades cardiovasculares.

 

 

Imagen foto_0000002220130829171558.png
Imagen: Getty

 

La Encuesta Nacional de Salud del año 2010 arrojó una preocupante cifra: el consumo promedio de sal en la población es de 12 grs. diarios, cifra elevadísima considerando que la recomendación que entrega la Organización Mundial de la Salud para una persona sana es no exceder los 5 grs. cada día

El consumo excesivo de sal genera entre otras cosas hipertensión, un importante factor de riesgo de enfermedades cardiovasculares. Se estima que en Chile, uno de cada tres adultos sufre de esta condición.

 

“Las personas hipertensas deben poner especial atención en tener una alimentación balanceada, lo más natural posible. Es decir, evitar los alimentos procesados, ya que para su conservación utilizan derivados del sodio, lo que hace que comamos más sodio sin darnos cuenta”, señala la nutricionista de Clínica Ciudad del Mar, Daisy Ruiz.

 

En general, deben evitarse todos los alimentos encurtidos, es decir, longanizas, vienesas, snacks como papas fritas, ramitas, maní salado, bebidas carbonatadas, además de alimentos que para su proceso utilicen salación como las carnes deshidratadas.

 

Además, se debe revisar el etiquetado de los alimentos envasados, especialmente su contenido de sodio, pues este componente es una parte de la sal. Cada gramo de sal tiene 400 mg de sodio aproximadamente, y lo que una persona debiese consumir al día no debe exceder lo 2000 mg de sodio. En caso de una persona hipertensa, el consumo diario de sodio no debe superar los 800 mg. diarios, razón que hace aún más importante revisar esta información nutricional antes de consumir un alimento.

 

La especialista de Clínica Ciudad del Mar entrega las siguientes recomendaciones prácticas para disminuir el consumo de sodio:

 

· Cocinar sin sal.

· Retirar el salero de la mesa, ya que nos induce a consumir sal sin haber probado la preparación.

· Recurrir a hierbas aromaticas y especias tanto para cocinar como para sazonar las ensaladas (eneldo, romero, jengibre, pimienta, albahaca, ajo, entre otros)

· Aliñar con jugos de frutas a las ensaladas como naranja o mandarina, para reemplazar el sabor salado al que estamos acostumbrados, ya que no es una necesidad sino una costumbre la cual podemos cambiar.