Wellness

Pacific Rim y la conexión entre dos personas

Me permito avisarte que las siguientes líneas se inspiran a partir de algunas escenas de la película Pacific Rim, y como entiendo que tal vez no la hayas visto, te invito a que corras a disfrutar de esa producción hoy mismo antes de leer. Si ya la viste, continúa y dime si estás de acuerdo conmigo.

Empiezo contándote qué es Pacific Rim. Es una película que se estrenó recién en julio, dirigida y co-escrita por Guillermo del Toro, quien a lo largo de su carrera nos ha mostrado que tiene una maravillosa facilidad de plasmar físicamente lo que habita en su imaginación. Junto con Travis Beacham, crea un universo en donde la Tierra es constantemente invadida por unos extraterrestres que tienen toda la intención de quedarse aquí y de matarnos a todos; entonces el mundo deja de lado las guerras y sus conflictos para crear unos robots gigantes, los Jaegers, para poder combatir a estos monstruos, los Kaiju.

Estos robots tienen que ser piloteados por dos personas, quienes tienen que hacer una especie de conexión neuronal que se denomina drift (en español, algo como una corriente). En esta conexión, ambos pilotos tienen acceso a la memoria del otro, o sea que mientras estén piloteando y peleando con el Kaiju, comparten memoria. Es justo la parte de la que te quiero hablar.

Imagínate que pudiéramos experimentar este enlace en cada inicio de relación, que tuviéramos acceso a los recuerdos y a los pensamientos del otro. ¿Te llama la atención? Personalmente lo considero muy invasivo, pero mejor tomemos dicha conexión como una metáfora y así tendrá un poco más de sentido lo que te quiero decir. Lo que hace funcional a la relación entre Raleigh y Mako (y lo que genera esa adecuada compatibilidad para manejar al Jaeger) no es tanto saber al 100% lo que piensa la otra persona, sino esa conexión tácita que se da a través de las experiencias que ambos han vivido por separado y que los fue formando para, eventualmente, encontrarse en el mismo lugar.

Esto evitaría la mayoría de los problemas comunes en las relaciones, pues para que haya una conexión, ambas partes deben estar conscientes de esto y deben trabajar continuamente en que ésta no se quiebre cuando el otro se pierde en sus propias memorias. De hecho, la primera vez que conectan Mako y Raleigh, ella se distrae con su pasado, al borde de casi provocar un accidente fatal. Lo importante es que, con el tiempo, ellos colaboran y consiguen que este enlace funcione.

Debe existir este vínculo entre las dos personas para que las cosas caminen adecuadamente. Esa conexión debe estar motivado por un objetivo común. En la película, ese objetivo es cancelar el apocalipsis y salvar a la humanidad; o, eliminando la metáfora en la vida real, para intentar ser felices juntos caminando de la mano.

Foto: Chris and Phil Present

Tags

Lo Último


Te recomendamos