Wellness

Cómo no tomar la iniciativa con la persona que te gusta

¿Te gusta alguien? ¡No le hables! No. No puedes hablarle. ¿Que por qué? Pues porque no.

Estimado lector:
He aquí una guía sobre qué hacer si te gusta alguien, pero no te atreves a hablarle y estás completamente convencido a no hacer nada si esa persona no muestra interés primero. Espero que le sirva.

Cómo no tomar la iniciativa por nada del mundo porque puedes ser rechazado y, pues qué miedo porque él o ella es la única persona en este mundo para ti
(Una guía animada)

  1. Ve en ti todos los defectos que hay. Digo, mírate: eres chaparro, tienes mucha barba, no eres talla 2 ni pelirroja natural. Sé realista: jamás se fijaría en ti.
  2. Pasa a su lado sin siquiera dirigirle la mirada. ¿Qué otra indirecta necesita para saber que te gusta?
  3. No le hables. Nunca. Bajo ningún motivo. Y si él o ella te habla, ¡ignórale! No puede haber contacto entre ustedes porque si no, tú podrías ser rechazado. No le digas que a ti también te gusta el intérprete de la canción que está escuchando, ¡no! No, eso sólo funciona si eres Zooey Deschanel. Recuerda, mujer, el hombre tiene que hablarte primero o si no serías una cualquiera. Recuerda, hombre, serás automáticamente friend-zoneado si tú eres quien le habla primero.
  4. Stalkéale (en todas las redes sociales posibles). Y, además, adjudícate momentáneamente todas sus publicaciones: sean buenas o malas y después imagínate que no son para ti, imagínate que son para otra persona, imagínate que tiene a alguien más, imagínate que ya está enamorada de otro, imagínate que no puede superar a su exnovia. Imagínatelo. Y llora. A cada publicación. Tortúrate.
  5. Stalkea sus interacciones con las demás personas. Ve con quién habla, ve a quién le da like en sus fotos: imagínate que ya se va a casar con aquel hombre que la dejó pasar primero, imagínate que ya es novio de aquella mujer que publica fotos provocativas en las redes sociales. Ya no tiene espacio para ti en su vida, ya no.
  6. Desvélate pensando en hablarle, pensando en las palabras exactas que puedas decirle; sin embargo, nunca se las digas. Y llora. Vete a la cama llorando todos los días porque no puedes compartir tu sentir. No puedes. Él o ella tiene que decirlo primero, tiene que adivinar que tú también lo sientes o si no, el destino te está mandando la señal de que no pueden estar juntos.
  7. Trátale como si te cayera mal. Sí, ¡aléjala de ti! Evítalo. Eso es. Trátale mal: maldito sinvergüenza que te está lastimando por no poder tomar la iniciativa contigo aun si tú eres la que quiere con él. Amigo, es una maldita perra: las mujeres siempre saben cuándo te gustan, ¡son clarividentes!
  8. Búscate a otra persona para que él o ella sienta celos. Digo, aunque no se conocen mucho y muy probablemente entienda que tú quieres con esa otra persona, tú hazlo. Los celos. ¡Claro! Es la mejor forma para tomar la iniciativa con la otra persona.
  9. Ignora toda posibilidad de que a esa persona le gustes. ¡Por favor! ¿Que te abraza, que te mira? No, no, no. Recuerden, mujeres, que a él no le gustan tanto si no se los dice claramente: todos los hombres son lo suficientemente valientes como para decirle a una mujer que les gusta sin el temor a ser rechazados. ¡Los hombres no tienen temor alguno al rechazo! Es más, ¡rechácenlo si les insinúa cualquier cosa! ¡Es una trampa! Tú nunca vas a gustarle.
  10. Canciones: el más infalible método de tortura. Tortúrense. Escuchen canciones. Snow Patrol, John Mayer, The xx y demás bandas indie que logren mantenerlos en esta incertidumbre: “¿Le gustaré? Entonces just say yes,  just say there’s nothing holding your back! Vamos, just say yes! Porque, bueno, la verdad, sometimes… I still need you aunque no me atreva ni a hablarte”.

Finalmente, una vez que estés harto de este círculo vicioso, recuerda que si él o ella toma la iniciativa, tú eres un maldito cobarde por no luchar por lo que quieres. De nada.

La guía de cómo hablarle a la persona que te gusta para dejar de ser un maldito cobarde se vende por separado.

(ADVERTENCIA: Favor de hacer todo lo opuesto a lo que en esta guía se ha mencionado. Con este artículo, mi intención es que se den cuenta de que tienen todo para hablar con la persona que les gusta. Y sí, pueden salir rechazados, pero el rechazo ya lo tienen si jamás lo intentan. Ah, y recuerden que nada bueno llega fácil en esta vida.)

Tags

Lo Último


Te recomendamos