Wellness

La mentira de las bebidas “saludables”

¿Los tés helados, los jugos y las bebidas rehidratantes ya te tienen en sus redes? Ten cuidado, podrías estar tomando lo mismo que un refresco, pero sin gas

Tiene muchos años que no tomo refresco, en primera porque no me gusta tanto y en segunda por aquello de la salud. Con los refrescos no hay manera de pensar que son saludables, ni que no contienen demasiada azúcar. Se siente, cuando uno toma esas maravillas coloradas lo puede sentir. Y por más que te encante, lo sabes: probablemente no te esté aportando ni un solo nutriente.

Eso lo sabemos, aún así nos lo tomamos pero lo sabemos. Por eso, hace años dejé el refresco para tomar de manera casi exclusiva agua, aguas frescas, té helado y jugos. Porque esas cosas al menos, te las venden como más saludables. Eso dicen de los tés y jugos que venden en las tiendas, que son: “naturales” y “llenos de beneficios a la salud”.

Pero te pones a investigar un poquito y te das cuenta de que, por años te han estado engañando. ¿No me creen? Les muestro la descripción gráfica sobre cuánta azúcar contiene cada cosa:

No sé si les parezca grave, pero podría serlo si comparamos, por ejemplo con un refresco, podrían cambiar de opinión. Muchos tienen tanta o más azúcar de lo que tiene una de esas bebidas carbonatadas de colores. Regresemos a la descripción gráfica:

¿Por qué dejar las bebidas azucaradas?

Hay varias razones simples:

  1. Te será mucho más sencillo controlar tu peso. Hace un año que dejé todas las bebidas azucaradas, incluso las “saludables”.  Eso me ayuda a cuidar mi peso sin problemas, porque ya no consumo demasiado dulce. Con todo y que no he dejado mi adicción al chocolate, bajé en unos meses 5 kilos.
  2. No hay forma de controlar tu consumo. Los seres humanos, no estamos diseñados para consumir azúcar en lo que bebemos. Contrario como nos pasa en la comida, que cuando tu cuerpo ya está satisfecho te avisa y ya te es prácticamente imposible comer más. Pero no tenemos este mecanismo con lo que bebemos, por lo que si no nos fijamos muy bien podríamos seguir y seguir, aunque nuestro cuerpo ya haya tenido suficiente.
  3. Te sigues exponiendo a los riesgos del consumo del refresco: diabetes, obesidad, depresión y riesgos para la salud de tu corazón.
Retomen el agua chicas, se sentirán mucho mejor, su cuerpo se los agradecerá y a los pocos meses se les va a notar. Claro que es necesario ponerse las pilas y a veces resistirse. Pero en unos meses te será sencillo y hasta aquello que tiene demasiada azúcar te será demasiado dulce. Es tan sólo cuestión de acostumbrarse.

Foto:5eyeliners1lipgloss

Tags

Lo Último


Te recomendamos