¿Calor y además ronquidos? Termina con este mal para que tu pareja te deje dormir

El método, que llega a nuestro país tras una década de exitoso uso en Estados Unidos, consiste en la aplicación de implantes en el paladar para que este no vibre y deje de producir los ronquidos.

 

Imagen foto_0000002320130109185128.jpg
Imagen: Getty

El 50% de la población adulta sufre de ronquidos, un problema de salud que empeora con la edad y que afecta principalmente a los hombres, especialmente a aquellos que tienen sobrepeso. Hasta ahora se utilizaban principalmente dos tipos de tratamientos. Uno de ellos es la cirugía y, el segundo, el uso de un dispositivo de presión de aire, que si bien es altamente efectivo resulta incómodo para algunos pacientes.

 

Sin embargo, hoy Clínica Santa María cuenta con un nuevo procedimiento ambulatorio, mínimamente invasivo e indoloro que se realiza en la consulta del especialista en solo 20 minutos, sin necesidad de anestesia general ni hospitalización. Se trata del Pillar Procedure, método que se utiliza en Estados Unidos desde hace 10 años.

 

El otorrinolaringólogo de Clínica Santa María, Christian Olavarría, realiza este nuevo procedimiento, tras una pasantía en el Atlanta Snoring Institute, en Estados Unidos, país donde miles de personas han optado por esta revolucionaria tecnología.

 

El procedimiento consiste en la introducción de un implante de polietileno en la parte blanda del paladar del roncador, lo que produce un endurecimiento natural de los tejidos. De este modo, esta zona de la laringe deja de vibrar y por ende de producir sonido durante el sueño.

 

"Se aplica anestesia tópica en el paladar y con un disparador se insertan de 3 a 5 implantes del tamaño de una moneda de peso, lo que genera una fibrosis natural de los tejidos blandos. El paciente vuelve a sus actividades el mismo día, sin dolor y sin molestias", explica el especialista.

 

El procedimiento comienza a tener resultados después de 4 a 8 semanas. Los implantes son de por vida y solo en algunas ocasiones el paciente los expulsa de manera natural. En esos casos el médico puede optar por poner nuevos implantes o buscar otro método. Además, tiene un alto porcentaje de éxito en pacientes cuyos ronquidos son originados en el paladar, con al menos un 80% de reducción del sonido.

 

"El 67% de los pacientes que utilizó este método en Estados Unidos redujo sus ronquidos en más de un 50%, mientras que la persona con la que duermen manifiesta un 90% de satisfacción. Esto es importante, ya que los más afectados no son los pacientes sino que su pareja", asegura el médico.

 

El especialista explica que si bien el método funciona en la mayoría de los casos, no todos los roncadores son candidatos para recibir el implante. "El paciente tiene que roncar por vibración de paladar, no puede tener apnea y no tiene que ser obeso, ya que esta última condición es una causa de ronquidos por sí misma", indica.

 

Por ello, antes de considerar el uso de Pillar, la persona debe someterse a una fibroscopia nasal para identificar el origen de los ronquidos, un examen que debe ser indicado por el médico y que se realiza en la consulta. No hay restricciones de sexo, edad, ni contraindicaciones por la presencia de otras patologías.