El nuevo villano de Reserva de Familia se confiesa: "Lo único que pido es lealtad"

Nicolás Brown tiene 29 años y se define como un soltero “más acompañado que solo”. En la teleserie es el secretario que enamora con fines oscuros, a una sufrida Ingrid Cruz.

Imagen foto_0000000120120910154556.jpg

¿Cuál es tu mayor temor en la vida?
Hay varias cosas que me perturban, como las situaciones injustas en todo orden de cosas, ya sean sociales, políticas o de carácter cotidiano. Por otro lado, no hay nada que me aterrorice más que el sentimiento "envidia". Es algo que no concibo en un ser humano y, lo más triste, es que a veces se encuentra en las personas que uno menos lo espera…

¿Felicidad es…?
Un momento, un estado, una sensación que se hace presente mientras uno está más pleno, con un objetivo claro. La clave de la felicidad, a mi parecer, es sorprenderse con las situaciones más simples.

Tu mayor virtud y peor defecto:
Lo que más –y a su vez menos– me gusta de mí es lo terco e intenso que soy para todo, y eso incluye trabajo, relaciones, etcétera. La intensidad y el no hacerle caso a nadie me ha llevado muy lejos, pero tambien me ha botado al suelo. Soy un poco extremista; o es blanco o es negro, pero estoy trabajando para que sea gris… A veces.

¿Con qué figura histórica te identificas?
Manuel Rodríguez. Tiene que ver con ser obstinado con lo que uno piensa…, ¡con sus objetivos, lucha y libertad!

¿El mayor amor de tu vida?
Tengo varios. Pero mi familia y amigos son los principales y favoritos.

¿Cuándo mientes?
No soy muy bueno para mentir, se me nota al tiro… Así que trato de evitarla porque, cuando se trabaja con la verdad, la respuesta es más discutible.

Tu mayor éxito:
Hasta el momento, poder vivir de lo que me gusta, mi oficio. Ser actor y poder vivir de esto, en Chile, es un privilegio. Lo agradezco a diario.

¿Y tu tesoro más preciado?
Mi espacio, mi momento, mi psicóloga….

¿Qué buscas en tus amigos?
No soy muy exigente con ellos. Lo único que les pido es lealtad y, bajo ese punto de vista, ¡me estoy quedando con pocos!

¿Y en una pareja?
Exactamente lo mismo; la lealtad y confianza es la clave de una buena relación. No soporto la infidelidad, y tampoco la comprendo, sino, ¿para qué estamos juntos?… Ahora, para que me conquisten, sólo debo ver originalidad, espontaneidad e inteligencia. Ad portas de los 30, lo físico ni siquiera es tema.

Hoy, ¿estás solo o acompañado?
Más acompañado que solo, conociendo y descubriendo. Hoy soy más juicioso al momento de abrir mi corazón; hay que cuidarlo.

¿Tienes héroes de carne y hueso?
Mi tata. Un verdadero héroe, ¡más de carne que de hueso!