Andar en bicicleta podría causar problemas sexuales

De todas formas, aclaran que este fue un estudio pequeño y ahora será necesario realizar más investigaciones para analizar con más detalles.

Desde hace varios meses que cambié el auto por la bicicleta. La verdad es que es lo mejor de la vida. Te ahorras el taco, llegas alegre a la oficina y me además, me ha servido muchísimo para eliminar la celulitis.

Sin embargo, hoy casi me morí cuando vi que hacer este deporte podría ser perjudicial para mi vida sexual e incluso me puse en el caso de dejar de andar.
Expertos dicen que puede causar una reducción en la sensibilidad genital y otros problemas de salud sexual, especialmente cuando el manubrio es más bajo que el asiento.

Aseguran que la presión constante del asiento de la bicicleta puede causar problemas en la sensibilidad pélvica, conclusión que entrega una nueva investigación realizada por científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Yale, Estados Unidos.

Según los investigadores, muchas mujeres que andan en bicicleta o toman clases de spinning se han quejado de adormecimiento y pérdida de sensibilidad en el área genital.

El estudio siguió a mujeres que realizaban trayectos de al menos 16 kilómetros a la semana en bicicleta, durante 4 semanas al mes. Ellas llevaron sus propias bicicletas al laboratorio donde fueron colocadas en máquinas estacionarias para que las mujeres las montaran como solían hacerlo en el exterior.
Los científicos compararon el efecto de diferentes tipos de bicicletas, con diversas posiciones de asientos y manubrios, y la presión en el piso pélvico de las ciclistas.

El análisis midió la sensación genital de las participantes en micrómetros (una milésima de milímetros) utilizando un estesiómetro, un instrumento para medir la sensibilidad táctil.

El factor que producía el mayor impacto en las participantes era la posición del manubrio. Las mujeres que utilizaban bicicletas con el manubrio a un nivel más bajo que el asiento, tenían una mayor presión en el perineo y una menor sensación en el piso pélvico, entre el ano y la vagina. Asì que ojo con la posición en la que ubicas el asiento, ya que entre más bajos los manubrios (en relación con el asiento), más debes inclinarte hacia adelante, lo cual hace que coloques un mayor peso corporal sobre el perineo.

De todas formas, aclaran que este fue un estudio pequeño y ahora será necesario realizar más investigaciones para analizar con más detalles.

Y tú ¿andas en bicicleta?, ¿has sentido problemas de este tipo?

Fuente: La bicicleta, riesgo para la salud sexual de la mujer, (BBC,com)