Wellness

Servicio para casados sin sexo: ¿Solución o frescura?

El sitio promete confidencialidad y satisfacción sexual

En Chile el 77 por ciento de los hombres sería infiel si tuviera la seguridad de que no será descubierto. En el caso de las chilenas, el 55 por ciento dijo lo mismo, según un estudio realizado por The Ohhtel.

Ohhtel, el primer sitio de citas diseñado especialmente para personas casadas, realizó un estudio de mercado en nuestro país, que arrojó cifras preocupantes frente a nuestra satisfacción sexual. Los chilenos estamos falta de sexo y Ohhtel viene dispuesto a salvarnos ofreciendo un servicio que facilita a quienes lo deseen, pegarse “una canita al aire”.

En los Estados Unidos existen unos 40 millones de matrimonios sin vida sexual. “Estimamos que en Chile hay más de un millon de personas en la misma situación” dijo Marga Bosanac, Vicepresidente de Operaciones e Ohhtel para América Latina. Además agregó, “elegimos Chile como el segundo país para nuestra expansión fuera de los Estados Unidos, ya que desde que hicimos el lanzamiento oficial del sitio, fueron muchos los chilenos que quisieron inscribirse,  considerando que el servicio estaba fuera de su territorio.

Ohhtel funciona de la siguiente manera: Primero hay que suscribirse. Esto es completamente gratuito para las mujeres. En el caso de los hombres pueden registrarse como Miembro Invitado, lo que les permite utilizar algunas funciones gratis o como Miembro Premium, comprando créditos para acceder a mayor cantidad de funciones.

Esta original página web, busca solucionar la necesidad sexual de parejas casadas que están aburridos de no tener un día de pasión desenfrenada, dando como argumento de que Ohhtel es la clave para salvar su matrimonio. El sitio facilita el contacto con otras personas en su misma situación, que desean anónimamente, encontrar un compañero para echar una canita al aire.

Personalmente encuentro bastante chanta esta empresa. Por más interés que tenga por “ayudar a los matrimonios” se aprovecha del más de un tipo o mina caliente que hay rondando por ahí. Dicen ser una empresa “que apunta hacia aquellas personas que valoran su matrimonio, la familia que han constituido, sus hijos, pero que no tienen una vida sexual con su esposo o esposa” y que aseguran que “la insatisfacción sexual no es motivo suficiente para divorciarse o crear una nueva familia”. Para ello,  Ohhtel, hace más simple la tarea de ser ser infiel. Una real tontera. A mi parecer, es mucho más simple sentarse a hablar con la pareja y decirle, en el caso de ser mujer “¿huevón hasta cuándo me vas a tener con el agua corta’?”. O si ya no te calienta la persona que tienes al lado, no queda otra que reconocer que no es sincero seguir casado o casada, pues el sexo es un punto no menor en una relación. No es que esté siendo moralista, porque creo que la infidelidad es parte de nuestra idiosincrasia, ya que las cifras así lo demuestran, solo digo que mucho más derecho decir lo que nos pasa, antes de mandarse una embarrada. Si uno anda con ganas de hueviar, corta la relación y que empiece la parranda.

Ohhtel dice que la discreción es asegurada. De hecho si se paga con tarjeta de crédito, no queda ningún registro y además explica que los encuentros son sin compromisos. Y esto último ¿quién lo asegura? Sabemos que es bastante probable que alguno de los dos termine enamorándose y eso te traiga un conflicto mayor, al estilo de “atracción fatal”. Dicen que a la larga todo se sabe.

Tags

Lo Último


Te recomendamos