Wellness

Viagra y lubricante para los abuelitos y abuelitas

Todos tenemos derecho al sexo

No me puede parecer más fantástico. Aunque las reacciones en Valparaíso fueron variadas, me parece que es muy importante que se considere a todas las personas, independientemente de su edad. ¿Por qué el sexo debería ser algo reservado a los jóvenes?

Vivimos en una sociedad que sobrevalora la juventud de un modo terrible; cremas, sueros, operaciones y tratamientos abundan, todo con el objeto de perpetuar lo más posible el divino tesoro de la juventud. No me voy a poner extremista tampoco, nada hay de malo en querer desarrugarse esa arruguita con un poco de crema, porque la vanidad en cierto modo también es parte de la vida.

Muchas de las señoras entrevistadas se han puesto nerviosas; y es que claro, el sexo para ellas quizá no es, no ha sido ni fue nunca un “tema”. No se hablaba de eso en sus casas ni menos en sus camas; las cosas se hacían, los niños y llegaban y listo. Además, siempre hay una cuota de maliciosos comentarios, tallas y chistes que no van al caso y que contribuyen aún más a generar incomodidades en las pobres señoras cartuchonas.

Yo por suerte me rebelé y nunca me compliqué cuando necesité lubricantes y pastillas para disfrutar del sexo, por supuesto NO como Dios manda, así que no tuve problemas, y siempre me costó entender a las viejas como yo que se hacían las lesas.

Pero hay buenas noticias; este es el siglo XXI y ya no hay ningún problema para que ud, señor y señora, pueda disfrutar del sexo, y da lo mismo la edad que tenga. Lo digo yo, que soy vieja y que me encanta el sexo.

Tags

Lo Último


Te recomendamos