Wellness

Miley deja de ser una vírgen a sueldo

La célebre artista de la factoría Disney sigue el camino de la sensualidad marcado desde que pisó el primer escenario

Hace dos años estalló un polémica mayúscula en el mundo del espectáculo infantil, cuando la candorosa actriz y cantante Miley Cyrus apareció en la portada del Vanity Fair posando para el célebre lente de Annie Leibovitz. La foto tenía algo de premonitorio. En ella aparece una primorosa jovencita, cubierta sólo con una tela de satén crudo y con la espalda al descubierto. Ella miraba al lente con un gesto que dejaba entrever el tránsito desde la inocencia pura y el conocimiento del poder sexual. La clásica Salomé.

Recuerdo que fue un escándalo, que Disney declaró indignado que las fotos tomadas a su rentable estrellita eran “una situación ha sido creada para manipular deliberadamente a una chica de 15 años en orden de vender revistas”. No tardó mucho que la propia Cyrus emitiera su propia declaración donde reconocía sentirse “avergonzada” y le pedía perdón a los fans. No pasaron unos días cuando se “filtraron” fotos sensuales de la niña con su novio, donde se le veía el sostén, creo. Ella volvió a declarar: “Las fotos mías en internet son absurdas e impropias. Aprecio el apoyo de mis fans, y espero que entiendan que en el camino que tengo por delante voy a cometer errores pues no soy perfecta… Mi familia y mi fe me guiarán a través de la vida”.

Quiero recordar todo esto porque en aquella época fue cuando supe de la existencia de esta chica y no volví a cruzarme con ella hasta este fin de semana, tras su actuación en Rock in Rio (que se hace en Madrid). Todos los medios recogieron el sensual espectáculo dado por la ex niña. Hubo uno incluso quien dijo que había matado definitivamente a Hannah Montana, su personaje para una célebre serie del canal del ratón Mickey donde hace de una chica que mantiene una doble vida de estudiante y estrella pop y que hace todo lo posible para que sus amigos no se enteren. La web del Disney Channel Latino lo explica de un modo muy directo, casi apocalíptíco: “…vive el sueño de toda chica: estar rodeada de glamour, fama, viajar el limusina, estar siempre a la moda y relacionarse con celebridades”.

Recuerdo que en The Guardian salió un excelente artículo que hablaba de la industria millonaria de la explotación de niños que había en EEUU. En 2006, por ejemplo, la banda sonora de High School Musical se convirtió en álbum más vendido de Estados Unidos con 3.700.000 copias. El musical como marca y sus secuelas son considerados como uno de los más rentables en la historia de Disney. Cyrus gana un millón de dólares (548.200.012 pesos) por semana cuando sale de gira y otros millones más por su programa de televisión y derivados. La publicación de su biografía con Disney también debe ir por los miles de millones de dólares. Hace dos años se calculaba que para 2010 su valor en oro sería de 642.455.856 euros (422.738.033.320 pesos).

Entonces su show en Madrid, donde mató su imagen virginal la lleva a dar el siguiente paso, el mismo que dieron las estrellas del canal Disney: Britney, Cristina Aguilera, etc. Explotar la sensualidad con voracidad, ya que hasta antes de la mayoría de edad lo hacía desde la histeria. Vamos, era una virgen a sueldo.

Tags

Lo Último


Te recomendamos