Helado alivia los efectos de la quimioterapia

helado.jpg

(cc) R.O Mania

Es probable que muy pronto los médicos empiecen a recetar una golosina a sus pacientes. El helado, ese mismo que desde chicos escuchamos decir que hay que consumir con moderación para no enfermarnos, hoy aparece en un formato que puede ayudar a las personas con cáncer.

Unos científicos de la Universidad de Auckland, en Nueva Zelanda, crearon un helado que combate los efectos colaterales de la quimioterapia, uno de los tratamientos a los que se someten los enfermos de cáncer.

Los científicos trabajaron en conjunto con la empresa láctea Fonterra y dieron a origen a ReCharge, este postre médico que funciona aliviando la diarrea, la anemia y la falta de apetito.

El componente estrella que logra producir estos efectos positivos no es ningún químico raro o desconocido, se trata de la misma leche. Sus componentes bioactivos son los que tienen este potencial de ayudar al cuerpo a enfrentar los indeseables efectos secundarios de la quimioterapia.

Este es un descubrimiento muy positivo para Nueva Zelanda, ya que su industria de mayor exportación es precisamente la industria láctea. Y también lo es para la empresa Fonterra, que controla casi un tercio de las exportaciones lácteas a nivel mundial.

Una idea ingeniosa y agradable que permitirá que quienes sufren de esta grave enfermedad puedan cambiar algunas de sus pastillas por un sabroso helado.