Conoce la trágica e inspiradora historia del doble de Harry Potter que quedó paralítico

El accidente de David Holmes pone sobre el tapete el reconocimiento casi nulo que tienen los actores dobles en Hollywood y en el mundo del cine.

Hollywood está lleno de historias, secretos, grandes películas con arriesgadas escenas, y también de héroes desafortunadamente anónimos, y este es el caso de los 'actores doble'. David Holmes, encargado de doblar en las escenas de riesgo al actor británico Daniel Radcliffe en la saga 'Harry Potter', casi muere en un accidente durante el rodaje de la última película.

Fue en un ensayo durante la filmación de 'Harry Potter y las Reliquias de la Muerte', cuando Holmes fue arrojado hasta un muro producto de una fuerte explosión que debía aparecer en escena, recibiendo un fuerte golpe en su espalda. Inmediatamente su coreógrafo de acrobacia corrió a prestarle ayuda y fue trasladado hasta el Hospital local Watford General, donde le dieron el lamentable diagnóstico de que quedaría paralizado en la parte inferior de su cuerpo y con dificultad para mover sus extremidades superiores.

Sus compañeros y actores estuvieron allí para brindarle su apoyo, en especial Daniel Radcliffe y Tom Felton (Draco Malfoy). Daniel en varias ocasiones ha expresado su admiración y cariño por Holmes, destacando su trabajo y como este los ha unido a través de los años.

Tom at wedding yesterday 💐 #tomfelton

A post shared by TOM FELTON UPDATES (HQ) 🔃 (@tomfeltonnews) on

Pero, David no se rindió, a pesar de lo difícil de las circunstancias se propuso a salir adelante.

“Tuve esta sensación de tragedia, pero también la determinación de superarme y de ser mejor persona” declaró Holmes a The Daily Mirror.

El actor, que en ese entonces tenía 25 años, pasó varios meses en rehabilitación para ir recuperando el control sobre su cuerpo. Quedar inmovilzado de la cintura para abajo no le impidió a este valiente chico conquistar otros sueños, y actualmente es corredor de autos modificados y ha emprendido una compañía de producción con otros amigos, demostrando que los límites, solo existen en la mente.

El accidente de Holmes pone sobre el tapete el reconocimiento casi nulo que tienen los actores dobles en Hollywood y en el mundo del cine.