Artesanas mexicanas afirman que firma Zara plagia sus diseños de bordados

Marca Zara plagia diseños bordados por artesanas mexicanas.

Todo el legado cultural de un pueblo está bordado en las prendas de las artesanas mexicanas y ellas denuncian que la famosa tienda española Zara copió sus diseños. Junto a la organización no gubernamental Impacto, las artistas de Chiapas hicieron pública esta nueva afrenta a su trabajo.

El portal Animal Político reflejó el sentir de las artesanas, quienes se sienten defraudadas por la explotación a la que son sometidas por grandes empresas, que usan sus bordados para ganar mucho dinero, sin pagarles los derechos de autor.

Una de ellas es María Méndez, que lleva 32 años bordando blusas al estilo rococó, margaritas, nudos, crucetas o cadenas en el telar de cintura. Cada prenda la ofrecen a 150 pesos, ni la cuarta parte de los 999 exigidos por Zara en su página web.

“Cuando alguien viene y te regatea ya no quieres hacerlo, pero por la necesidad tienes que seguir”, aseguró Méndez al referido medio. En pocas ocasiones son reconocidas, a pesar de ser requeridas por multinacionales que replican en masa lo que a ellas les cuesta al menos 50 horas de esfuerzo. “Sólo vienen para el beneficio de ellos mismos. Por eso no podemos salir a delante”, dice.

Las artesanas ven en la organización Impacto una aliada, pues registran y denuncian los casos de plagio de grandes marcas. De hecho, ya es la segunda ocasión que Zara copia un diseño mexicano sin ningún estupor. La primera vez fue en 2016, cuando tomaron un bordado de la misma comunidad.

“Las empresas simplemente ven un beneficio económico. Al dejar atrás el beneficio social de desarrollo integral de comunidades donde ellos son dueños del conocimiento colectivo, también dejan atrás el enfoque de beneficios sociales, ambientales, integrales de desarrollo de las diferentes comunidades tanto de México como del mundo”, advirtió Adriana Aguerrebere, directora de Impacto.

La organización ha registrado, entre 2012 y 2017, al menos ocho plagios de compañías internacionales. Entre ellas destaca Mango, que se vio obligada a sacar del mercado una blusa con diseños de artesanas de Oaxaca tras una intensa campaña, a la que se sumó una legisladora enviando una carta.

Te recomendamos en video: